_
_
_
_
ITALIA 90

El austriaco Helmut Kohl dirigirá el primer partido de España

ENVIADO ESPECIALLa designación del colegiado austriaco Helmut Kohl para dirigir el encuentro España-Uruguay, el próximo día 13, en el estadio Friuli de Udine, ha sentado bien en los componentes de la selección española, que sentían cierto temor a que la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) escogiera a un árbitro de escasa entidad. En el recuerdo de todos estaba la actuación del australiano Bambridge que, en el Mundial de México, anuló un claro gol a Michel, en el partido frente a Brasil.Luis Suárez, seleccionador nacional quería un árbitro "de cierta categoría y de un país con tradición futbolística" y ya lo tiene. Kohl reúne las características pedidas por él y por esta razón considera que "sabrá estar a la altura de las circunstancias".

El colegiado austriaco, de 47 años de edad, dirigió la última final de la Copa de Europa, disputada el pasado 23 de mayo en el Prater de Viena, entre Benfica y Milán. En este encuentro Kohl tuvo una actuación discreta y sus principales lagunas consistieron en permitir el juego duro de los italianos y no medir por el mismo rasero a los portugueses.

No obstante, es poco probable que Kohl -será auxiliado por el soviético Spirin y el alemán oriental Kirschen- haga la vista gorda en el p1rtido España-Uruguay, que se presume duro. Las normas de la FIFA, que ha etiquetado este Mundial como el del "juego limpio", son muy estrictas. El propio presidente del máximo organismo del fútbol mundial, el brasileño Joao Havelange, explicó a los árbitros, en Roma, que deben cortar de raíz cualquier brote de violencia.

La obsesión de la FIFA es tal que ha enviado una circular a todos los árbitros para que sancionen con tarjeta roja cualquier agarrón a la camiseta o cuerpo de un jugador, siempre y cuando éste se encuentre en situación de "vía libre" hacia la puerta contraria.

Lesión de Fernando

Al margen de la designación del árbitro para el encuentro frente a Uruguay, lo más noticiable de la actividad de la selección ayer fue la confirmación de la escasa entidad de la lesión del valencianista Fernando. El centrocampista fue sometido a una sesión de radiografias, en el hosiptal de la Misericordia de Udine, que reveló una distensión del ligamento lateral interno de su rodilla derecha. Esta lesión le obligará a no entrenarse durante tres días, en los que estará sometido a sesiones de radioterapia.

Otros dos jugadores, Jiménez y Julio Salinas, sufren pequeñas molestias fisicas, pero de escasa importancia. El primero como consecuencia de una incipiente muela del juicio, que le produce dolor y fiebre; y el segundo, por una caries que ayer le fue reducida por un dentista.

Mientras, Suarez sigue dando muestras de nerviosismo. Ayer utilizó malos modos en la conferencia de Prensa y acusó a los periodistas de desear "que cada día se caiga el techo".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_