Un triunfo que vale 25 millones

Silvio Berlusconi tiró ayer la casa por la ventana y cumplió lo que había prometido. Cada jugador del Milan recibirá por el triunfo 25 millones de pesetas. La cifra constituye ya de por sí otro récord histórico. Pero la mano abierta del presidente del Milan no ha escandalizado a nadie, incluso hay quien piensa que a Berlusconi le interesa presentar un balance negativo del club, en el aspecto económico, por supuesto, con el fin de obtener otros beneficios.Los portugueses del Benfica tenían presupuestado entregar cinco millones a cada jugador y se ahorraron esa cantidad. Pero el técnico Eriksson casi pidió públicamente un premio para sus hombres: "Hemos complicado al vida al Milan y hemos jugado un gran partido. Pero los italianos son algo fuera de serie y han sido unos grandes campeones".

Más información

Arrigo Sacchi también elogió el juego de los portugueses, aunque sus flores fueron para Berlusconi y los tifosi: "A ellos les dedico la victoria". "Soy muy feliz", añadió el técnico del Milan. "La primera vez que conquisté el título fue muy bonito, pero ahora es maravilloso".

El técnico reconoció que el juego de su equipo no fue espectacular, "pero sí efectivos, gracias a nuestra perseverancia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de mayo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50