Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una querella de 300 millones

El productor Andrés Vicente Gómez afirma que los perjuicios que le ha causado esta negativa a última hora de Angela Molina "son inmensos, por lo que voy a demandarla"."Esta película tiene un presupuesto de 220 millones de pesetas, y al conocerse que Angela Molina no hace la película, tres inversores privados y un contrato de preventa a Alemania se me han venido abajo. Ángela iba a cobrar 14 millones de pesetas por cuatro semanas de trabajo. Por todo ello, le voy a poner el miércoles [por hoy] una querella por 300 millones de pesetas. Voy a ir por ella", dice.

Por su parte, Ángela Molina declara: "Creo que Andrés Vicente Gómez está pasando un momento muy fastidiado, pero pienso que él no debería demandarme porque en mi contrato figura una cláusula por la que puedo rechazar el guión si no estoy de acuerdo con él. Fue una cláusula puesta por mí".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1990