Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Kurt Masur

Un héroe político para dirigir la Filarmónica de Nueva York

Durante los últimos 20 años Kurt Masur era conocido en su país, la República Democrática Alemana, como el genial director de la Gewandhaus Orchestra de Leipzig. Desde hace unos meses también se le conoce como uno de los héroes del movimiento que devolvió la libertad y, la alegría a las gentes de la RDA.Ahora, cuando los ecos de las voces pidiendo apertura y cambios han dado paso a las negociaciones para la reunificación de las dos Alemanias, Masur ha dejado la política para volver a su trabajo, y su regreso no ha podido ser más alentado porque acaba de ser nombrado director de la Orquesta Filarmónica de Nueva York.

Kurt Masur se hará cargo de la orquesta neoyorquina a partir de la temporada 1992-1993 y estará al frente de la misma durante un periodo inicial de cinco años, según han anunciado en Manhattan los responsables de esta compañía, una de las más prestigiosas del mundo.

"Siempre he estado muy atraído por la vida musical y el público neoyorquino, y prometo trabajar con tanta devoción como lo he hecho en Leipzig durante los últirnos 20 años", ha comentado Masur a su llegada a Nueva York, tras el anuncio de su nombramiento, que acabó con 18 meses de búsqueda del sucesor de Zubin Mehta. Durante su estancia en EE UU, Masur se hará cargo de todas las actividades artísticas de la orquesta, actividades en las que se incluirán las giras, las grabaciones de todo tipo, los conciertos al aire libre, las sesiones de música de cámara, la enseñanza de sus músicos y, cómo no, la dirección de la orquesta en todas sus representaciones.

La biografía de Kurt Masur es increíble y va mucho más allá de la imagen combativa que reflejó durante los días que precedieron a la caída del muro de Berlín, al encabezar las multitudinarias y decisivas manífestaciones en pro de la libertad en la localidad de Leipzlg. Masur nació en Silesla en 1927, hace 62 años. Su primera tendencia musical le encaminó hacia el piano, pero muy pronto descubrió que su verdadera pasión era la dirección.

A los 28 años tomó la primera batuta al frente de la Filarmónica de Dresden. Aquella experiencia le permitió convertirse en el número dos de la ópera de Berlín, donde trabajó junto a Walter Felsenstein, uno de los más importantes directores de la historia.

En 1967 fue nombrado director de la Orquesta de Leipzig y poco después inició su carrera internacional. En 1974 dirigió por primera vez una orquesta en EE UU y desde entonces no ha dejado de dirigir en este país, donde se le considera "un músico prodigioso y un ser humano excepcional".

Esa segunda característica, su humanidad. fue una circunstancia determinante a la hora de su elección, debido a la fuerte competencia que existía para ocupar el puesto. Por primera vez en este siglo los miembros de la orquesta participaron activamente en el proceso de selección de su director.

A lo largo de su carrera, Masur ha grabado cerca de 100 álbumes, entre los que se incluyen las sinfonías de Beethoven, el Paulus de Mendelssohn y música de Schubert y Strauss. El nuevo director de la Filarmónica de Nueva York está casado con Tamoko Sakurai, una soprano con la que tiene un hijo Ken David. Masur tiene otros cuatro hijos de sus dos anteriores maatrimonios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 1990