REPERCUSIONES DE LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL P.P.

El responsable electoral del PP dimite por sus implicaciones en el 'caso Naseiro'

La cúpula del Partido Popular dará próximamente de baja como militantes a su ex tesorero Rosendo Naseiro y al concejal de Valencia Salvador Palop, a petición de éstos, en un nuevo intento de exculpar al conjunto del PP de la acusación de facilitar obras municipales a determinadas empresas a cambio de comisiones. Los dirigentes del PP consideran inevitable asimismo aceptar la dimisión que ha presentado Arturo Moreno, responsable electoral del partido, después de que el sumario judicial haya revelado conversaciones suyas con Palop sobre reparto de comisiones y su deseo de controlar las finanzas del PP.

Más información

Esta dimisión creará un grave problema de organización al Partido Popular ya que Arturo Moreno, vicesecretario general del PP, era el coordinador nacional de la campaña ante los comicios autonómicos andaluces del día 23 de junio. Pero José María Aznar, presidente del PP, parece haber optado por tomar decisiones drásticas antes de verse obligado a ello, o por petición de otros dirigentes, según la versión de colaboradores suyos. El líder popular advirtió ayer en Huelva que "nadie va a conseguir meter al Partido Popular debajo la silla".Mientras en Madrid se reunía el comité electoral para buscar una salida a la crisis organizativa planteada con la dimisión de Arturo Moreno, Aznar continuó su gira de precampaña electoral por Andalucía para apoyar a los candidatos de su partido, en la que tratará de impulsar a Gabino Puche como aspirante a la presidencia de la Junta.

Puche, antiguo hombre de confianza del ex presidente nacional de AP Antonio Hernández Mancha, no es un dirigente con mucho arrastre electoral, a la vez que no goza de la simpatía del propio Aznar. Pero éste tendrá que asumir los resultados electorales de Puche como propios y, por tanto, afrontar las críticas de quienes atribuyan un posible retroceso a las irregularidades cometidas por personas de su equipo de máxima confianza.

Para intentar amortiguar el perjuicio político de sus comentarios con Palop sobre adjudicaciones de obras a cambio de comisiones y el deseo común de controlar la tesorería del partido, Arturo Moreno ha presentado su dimisión como vicesecretario general encargado del área electoral. Moreno regresó ayer de Andalucía a Madrid con el propósito de reunirse con el otro vicesecretario general, Juan José Lucas, y el secretario general, Francisco Álvarez Cascos y preparar su íelevo en el cargo. El comité electoral del PP se reunió por la tarde sin que fueran dados a conocer sus acuerdos y Moreno declinó conversar con este diario.

El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rodrigo Rato, declaró que Moreno ha tenido a la dirección del partido "al corriente de todas las posibles confusiones que pudieran derivarse" de la divulgación, en el sumario Judicial, de algunas conversaciones suyas con Salvador Palop. Rato opinó que la investigación que lleva a cabo en el seno del partido Alberto Ruiz Gallardón "es seria y será conclusiva".

Los más estrechos colaboradores de Aznar han anunciado que el partido aceptará la propuesta de Rosendo Naseiro y de Salvador Palop de poner fin a su militancia en el PP. Una iniciativa que se ha dejado en manos de ellos pero que de hecho refleja el deseo de los máximos dirigentes del Partido Popular de "salvar" en lo posible al conjunto de la organización, máxime cuando falta un mes para unas elecciones.

Cúpula en lugar de minarete

El diputado popular Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, que participó anoche en un coloquio de Antena 3, se mostró partidario de ampliar la participación en los cuadros directivos del PP en la toma de decisiones. "Cuando un partido en vez de cúpula tiene un minarete, es más vulnerable", afirmó.

El dirigente popular, que expresó su apoyo a José María Aznar, afirmó también que en los medios periodísticos se había exagerado la importancia de la dimisión de Arturo Moreno, y terminó asegurando que "al igual que se debería haber hecho en el PSOE, en el PP había que haber dimitido a algunos".

El presidente-fundador del PP, Manuel Fraga, advirtió ayer en Oviedo que no ha sido citado a declarar ante el Tribunal Supremo pero que si el tribunal le requiere acudirá "como un súbdito más del Estado". Fraga, que nombró a Naseiro como tesorero de AP, aseguró que no tiene nada que ver con "lo que haya podido haber" y que él nunca ha conocido ni autorizado métodos irregulares para captar fondos". Fraga arguyó que no había oído siquiera el nombre de Palop, aunque es posible que se encontrara con él en algún viaje a Valencia. Fraga subrayó que el fiscal del Estado, Leopoldo Torres, "quiso acallar a la prensa cuando salió el asunto Juan Guerra, y ahora quiere acallar al PP y a los que critican al juez Manglano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de mayo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50