Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos legionarios interrumpen con ejercicios de tiro una misa en Fuerteventura

Varias decenas de personas tuvieron que abandonar la capilla de San Pedro, en el municipio de Puerto del Rosario, durante los oficios religiosos del domingo 15 de abril ante el temor causado por fuertes explosiones de morteros y granadas en el exterior de la iglesia como consecuencia de la realización de unos ejercicios de tiro por parte de un destacamento de la Legión.Gerardo Mesa Noda, senador de Asamblea Majorera (AM), denunció en declaraciones a este periódico que los vecinos de la barriada de la Ampuyenta, en Puerto del Rosario, quedaron "realmente asombrados ante la batalla que efectivos del cuerpo militar de la Legión estaban librando en las calles del pueblo.

"Los helicópteros perseguían por entre las casas a soldados que disparaban, es de suponer, balas de fogeo, con el consiguiente pánico de habitantes y ganado. El ejercicio de guerrilla duró casi una hora", añadió el senador en sus declaraciones.

El parlamentario de Fuerteventura exigirá al ministro de Defensa, Narcís Serra, una explicación de lo ocurrido. Según Mesa Noda, "el domingo algunos bañistas tuvieron que retirarse de las playas de El Cotillo ante la masiva ocupación de las mismas por personal militar uniformado y vehículos del tercio Don Juan de Austria".

En las últimas semanas la Legion ha protagonizado diversos incidentes. El pasado mes de marzo un destacamento tomó un cementerio en Puerto del Rosario para pasar la noche, forzando la verja de acceso para entrar en el camposanto, considerado como "punto estratégico".

Recientemente, un grupo de 17 jóvenes denunciaron haber sido sorprendidos por el lanzamiento de morteros en la playa de La Solapa, en el sur de la isla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de abril de 1990