Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE abre una investigación en Villamanta

El alcalde de Villamanta, el socialista Mariano Núñez, ha sido acusado por una asociación de vecinos de adquirir terrenos rústicos en el municipio, gracias a un hombre de paja, para lucrarse con su recalificación urbanística. Un portavoz de la Federación Socialista Madrileña anunció ayer la apertura de un expediente informativo sobre estos hechos. La ex mujer del alcalde, Iluminada Martín López, desveló la supuesta operación especulativa al reclamar su parte en unas fincas compradas con los ahorros de 18 años de matrimonio. Mientras tanto, Núñez califica de bulo estas imputaciones.

La asociación de vecinos de Villamanta ha presentado una querella contra Núñez por los presuntos delitos de prevaricación (dictar resolución injusta) y cohecho (soborno). La denuncia salpica también al arquitecto Rodolfo Castejón, encargado por la Comunidad de Madrid de revisar el planeamiento urbanístico del municipio, y contra el ganadero EmIllo García Gómez, primo del alcalde y titular, según el Registro de la Propiedad, de los terrenos presuntamente adquiridos por Núñez.Un portavoz de la Federación Socialista Madrileña anunció ayer que se va a abrir un expediente informativo en el seno de la organización regional del partido para esclarecer las presuntas responsabilidades de Núñez. La misma fuente precisó que el alcalde de Villamanta intentó ayer sin éxito entrevistarse con los responsables regionales del partido.

En Villamanta, un municipio de poco más de 1.000 habitantes situado a 40 kilómetros al suroeste de Madrid, los vecinos coinciden en que la denuncia tiene su origen en las manifestaciones públicas de Iluminada Martín tras su separación conyugal.

Los denunciantes llaman la atención por el paralelismo entre lo ocurrido en Villamanta y los hechos que han afectado a otros militantes del PSOE, en una clara alusión al caso Juan Guerra, cuyos negocios también salieron a la luz tras las declaraciones de su ex mujer.

Para Mariano Núñez todo empezó el día de Reyes de 1988, cuando le confesó a su esposa que, tras 18 años de matrimonio, del que nacieron tres hijos, ya no la amaba y quería el divorcio.

Lumi, como se la conoce en el pueblo, estaba desde hace tiempo al corriente de las aventuras extramatrimoniales de su marido. Una oportuna llamada telefónica de una compañera de trabajo de éste le puso al corriente de las frecuentes citas clandestinas que mantenía en la capital Mariano Núñez con Ana [Iluminada Martín ignora el apellido], una secretaria de la misma firma de ingeniería donde su marido ejercía como delineante técnico.

Dos años antes, la empresa quebró, y Núñez se encontró en el paro y con tres millones de pesetas de indemnización después de 20 años de servicio. Hombre de iniciativa, Núñez se puso a trabajar por su cuenta como subcontratista de instalación de estructuras metálicas. Pero su vida dio un vuelco poco antes del verano de 1987, cuando se convocaron las últimas elecciones municipales.

Pasa a la página 2

Núñez: "Lo siento por el daño hecho a mis hijos"

Viene de la página 1

A la espera de ponerse en con tacto con sus abogados, Núñez dijo ayer que lo que más siente de esta polémica es "el daño que están haciendo, especialmente a mis hijos Núñez calificó las informaciones de "bulo", y afirmó que algunas personas de la asociación de vecinos querellante se han puesto en contacto con él para manifestarle su "solidaridad" y afirmar que "se ha utilizado su nombre" en la reclamación judicial sin su consentimiento.

Mariano Núñez era antes de las elecciones municipales un simpatizante del PSOE y no dudó en encabezar la candidatura a la alcaldía de Villamanta. Con cuatro ediles en su grupo -el mismo número que obtuvo el Partido Popular-, se hizo con la vara de mando gracias al apoyo del único concejal del CDS, José María Núñez del Pardo, hoy segundo teniente de alcalde. "Si salgo elegido alcalde, nuestra vida cambiará", anunció Núñez a su mujer en la víspera de los comicios.

Siempre según la versión de Iluminada Martín, su ex marido ha retenido una parte muy importante de los bienes del matrimonio porque no puede justificar su propiedad.

En el convenio de partición de bienes, Núñez se quedó con el chalé adosado de Getafe, donde residía la familia, y su mujer recibió una casa en Villamanta. Iluminada Martín convive con la hija menor del matrimonio, Raquel, de 11 años, y recibe una pensión mensual de 75.000 pesetas. El alcalde de Villamanta reside en Madrid junto a sus dos hijos: Mariano, de 17 años, y Daniel, de 13. Según su ex esposa, esa vivienda de la capital también es compartida por la actual compañera sentimental de Núñez.

Dos fincas rústicas

En la denuncia presentada ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Navalcarnero figura un testimonio de Iluminada Martín que compromete gravemente a su ex marido. Lumi asegura que asistió a una conversación en la que Mariano Núñez perfilaba con su primo Emilio García Gómez la adquisición de dos fincas rústicas -Los Botines y Los Hilos-, situadas en las afueras del pueblo. Simultáneamente, de la libreta de ahorros de la familia salieron las fondos para la operación.

La presidenta de la asociación de vecinos, la abogada María Ángeles Rodríguez Serrano, afirma que la querella tiene el respaldo de más de 400 firmas de vecinos. La familia de la responsable de la asociación vecinal se considera especialmente perjudicada por el nuevo planeamiento urbanístico. "En un terreno rústico que ahora podemos cultivar nos obligan a construir naves industriales, y es notorio que en Villamanta apenas hay industrias", concluye la letrada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de abril de 1990

Más información