Juicio contra cuatro presuntos guardaespaldas del vicepresidente sirio

La fiscal no ha solicitado ninguna pena para cuatro presuntos guardaespaldas del vicepresidente sirio, Rifáad el Asad, que fueron denunciados por coacciones y amenazas por Carmen Martínez, dueña del restaurante Montecarlo, situado en Puerto Banús, en Marbella, por entender que no existen testigos de los hechos.Al juicio, que ha quedado visto para sentencia y que se celebró en el juzgado número 3 de Marbella, sólo se presentó uno de los denunciados, el libanés George Salibas. Hace dos meses se suspendió por la incomparecencia de todos los denunciados.

Salibas negó todas las acusaciones, manifestó que no mantiene ningún tipo de relación con el vicepresidente sirio, e incluso que conociera a Carmen Martínez, que ya presentó otra denuncia contra los guardaespaldas del vicepresidente sirio por destrozarle su cafetería. La vista de este juicio se celebró el pasado 10 de enero y la juez de distrito número 1, Blanca Díez, consideró probado que cuatro escoltas de Asad fueron los causantes del asalto al restaurante, perpetrado en agosto de 1988, con el objetivo de "atemorizar a la víctima".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS