La policía detiene al presunto autor de la muerte de un joven en el 'metro'

La muerte de Alejandro Arruñada Sánchez de 19 años, preducida a causa de una puñalada en el corazón que recibió el pasado día 7 en una estación de metro, ha motivado la detención de cinco nersonas, citre ellas la del presunto autor del hoinicidio, Antonio Eduardo Calvero, de 19 años y, nacido en Canarias.

El hecho ocurrió a las once de la noche en las escaleras mecánicas de acceso a la estación de Tribunal. Según la versión policial, los cinco detenidos, pertenecientes al movimiento heavy, se dirigieron hacia Alejandro y su hermano Cscar, de 17 años, a quienes tacharon de pijos.Usó un estilete

Ello motivo una discusion, durante la que Antonio Eduardo Calvero, según la acusación policial, utilizó contra los dos hermanos un estilete que portaba en ese rnomento. Como consecuencia de las heridas, los dos hermanos fueron irasladados al hospital Gregorio Marañón. Alejandro ingresó ya cadáver, mientras su hermano tuvo que ser atendido por el servício de urgencias de una herida grave en el corazón causada por arma blanca.

El presunto autor del delito tiene antecedentes policiales por homicidio frustrado, hurto de ciclomotor y daños y lesiones. La causa que provocó su detención por homicidio frustrado fue una discusión trivial con otros dos hermanos a quienes apuñaló porque se negaron a darle un cigarrillo, según infórmó la policía. El resto de los jóvenes que acompañaban al supuesto agresor, todos de 17 años de edad, pasaron el viernes a disposición judicial.

La policía localizó hace, una semana el hogar del acusado, cercano precisamente a la estación donde se produjeron los hechos, pero Antonio Eduardo Calvero no pudo ser encontrado, pues permaneció varios días en paradero desconcido.

La policía encontró en la casa la cazadora que llevaba el joven en la noche del crimen y varias prendas de vestir manchadas de sangre.

El estilete con el que el supuesto agresor hirió a su víctima no ha sido encontrado, pues, al parecer fue arrojado a un conténedor de escombros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS