Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Niño de la Taurina mejora de sus heridas

Carlos Collado, Niño de la Taurina, mejora de las tres cornadas que le produjo el pasado domingo en Las Ventas un toro de la ganadería de Alonso Moreno de la Cova. La noche del domingo la pasó intranquilo, con fuertes dolores abdominales", pero ayer ya se encontraba más animado y estuvo comentando con su apoderado, Martuel Cano, las particularidades de la corrida, así como las circunstancias en que se produjeron las cogidas.

Según el testimonio de Cano, el Niño de la Taurina sabía que el toro tenía sentido y por eso estuvo muy pendiente de la embestida, que era excesivamente lenta. "De todas maneras", comentó el torero, "llegó un momento, al final de la faena en que creí que el toro ya estaba entregado, y ese fue mi error, porque, evidentemente, seguía con el mismo sentido del principio".Siempre según el testimonio de Manuel Cano, la trayectoria de la cornada en el abdomen iba directa al corazón, y faltó poco para que lo alcanzara. Esta herida, en el hipocondrio, se produjo cuando el Niño de la Taurina estaba a punto de concluir la faena de muleta, al instrumentar un pase en redondo. A pesar de encontrarse herido entró a matar, pichó una vez tras lo que cayó al suelo, y al ejecutar la siguiente estocada, el toro le corneó en un muslo y luego en el glúteo. La faena y el gesto de pundonor del torero fueron premiados con una oreja, con la que dio la vuelta al ruedo su cuadrilla.

Después de la intervención quirúrgica en la enfermería de la plaza, que requirió dos anestesias, el Niño de la Taurina fue trasladado a la clínica Nuestra Señora de Loreto, donde permanece ingresado. El cirujano jefe de la enfermería de la plaza de Las Ventas, doctor Máximo García Padrós, que efectuó las operaciones y atiende al torero en la evolución de las heridas, cree que podrá abandonar la clínica dentro de unos 12 días, aunque deberá hacer ejercicios para recuperar el normal movimiento de una rodilla, que resultó dañada por la cornada en un muslo.

Mejoran Álvarez y Cutiño

Por otra parte también mejoran el banderillero Curro Álvarez, herido de pronóstico reservado en el tercio de banderillas por el mismo toro que cogió a Niño de la Taurina, y el novillero Antonio Cutiño, herido de gravedad en un muslo, por el primer novillo del festejo que se celebró el pasado domingo en Orihuela (Alicante).Tras la primera cura en la plaza, Cutiño fue trasladado al ,hospital comarcal de Elche, donde quedó ingresado. Ayer experimentó una ligera mejoría, dentro de la gravedad, y le visitaron los miembros de su cuadrilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de abril de 1990