Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"La defensa de Europa requiere imaginación"

El secretario de la UEO, Willem van Eekelen, plantea la creación de un euroejército

El formidable alud de cambios que ha caído sobre Europa en los últimos meses -fin de la guerra fría, derrumbamiento de los regímenes socialistas y unificación alemana- ha puesto al sistema defensivo de la Europa occidental en el difícil trance de ver alejarse al enemigo que justificaba su propia existencia. La Unión Europea Occidental (UEO), que incluye a los socios europeos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), está en el epicentro de este terremoto político. Su secretario general, el holandés Willem van Eekelen, cree que la UEO debe enfocar su actividad hacia la aplicación de los acuerdos de desarme y hacia algo tan ambicioso como la creación de un Ejército plurinacional europeo. "En definitiva, lo que nos hace falta ahora es mucha imaginación", dice en esta entrevista.

Willem van Eekelen ha visitado España y se ha entrevistado con el Rey, el jefe del Gobierno y el ministro de Asuntos Exteriores para explicar sus ideas sobre la nueva estructura defensiva de Europa. La acogida dispensada a dichas ideas ha sido "excelente", según él, lo que "confirma que España es ahora uno de los países más sinceramente europeístas".

Pregunta. ¿Cómo plantea usted el papel de la UEO en la verificación del desarme en Europa?

Respuesta. Se trata de simplificar en lo posible algo que resultará muy complejo. Cuando las negociaciones de Viena alcancen acuerdos definitivos sobre reducción de armamento convencional en Europa, cada país tendrá el derecho de supervisar la aplicación de tales acuerdos en los demás países. Si no articulamos un mecanismo conjunto de verificación, nos encontraremos en una auténtica confusión de comisiones verificadoras nacionales. Imagine a 23 países verificándose unos a otros constantemente para hacer algo en realidad tan simple como constatar que determinado número de carros de combate ha sido, efectivamente, inutilizado. El asunto sería más delirante aún en el caso de la supervisión desde el cielo, a partir de los acuerdos de la conferencia Cielos abiertos. Mi propuesta. es que la tarea corra a cargo de equipos especializados de la UEO, de ocho o 10 personas, a los que se podría integrar un par de delegados del país más interesado en participar en cada verificación concreta. La UEO dispone de capacidad técnica para todo ello. Incluso, yendo más allá, disponemos de capacidad tecnológica para contar con satélites propios para efectuar una supervisión constante desde el espacio. Utilizar el satélite costará tiempo y dinero, pero hay muy buena predisposición entre los miembros de la UEO.

P. ¿Es igualmente positiva la acogida a su propuesta de creación de un Ejército europeo?

R. Esa es una idea muy ambiciosa, pero es que la actual situación exige soluciones ambiciosas y urgentes. En definitiva, lo que nos hace falta ahora es mucha imaginación. Y la unificación de ambas Alemanias, que tendrá lugar muy pronto, nos plantea el problema de quién se encarga de la seguridad de la futura gran Alemania. La OTAN no puede porque la Unión Soviética se niega rotundamente a ello. Un Ejército plurinacional, con fuerzas de toda Europa y un mando europeo, resultaría más asumible para los soviéticos en Alemania. Dicho Ejército podría extender luego su ámbito a otros países para evitar que Alemania se sienta discriminada.

P. ¿Qué papel desempeñarían las fuerzas de Estados Unidos?

R. No proponemos que se vayan. Al contrario, creo que su presencia sigue siendo imprescindible porque la Unión Soviética se mantendrá como la principal potencia militar en Europa, y la ayuda norteamericana hará falta para conseguir un equilibrio real. Pero deben ser un complemento, y no, como hasta ahora, el pilar fundamental.

P. Usted viene defendiendo la necesidad de que la CE integre la defensa entre sus funciones. ¿Qué perspectivas le ve a ello?

R. La idea no es nueva. Ya la planteó Jean Monnet en la posguerra, y a principios de los ochenta se intentó aplicarla, sin éxito. Pero ahora la conjunción entre los socios comunitarios es mucho mayor y la coyuntura histórica es favorable. En la cumbre comunitaria del 28 de abril se hablará del asunto, y creo que la UEO será muy útil para incorporar a la CE las funciones de defensa, que hasta ahora han correspondido casi exclusivamente a la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de abril de 1990