Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mendoza reitera que no venderá el equipo

Ramón Mendoza, el presidente del Real Madrid, bajó al vestuario nada más finalizar el encuentro. Allí se encontró a sus hombres postrados en los ban cos, decepcionados. Mendoza en un intento de elevar la moral de un equipo destrozado, reite ró, una vez más, a los jugadores que no iba a vender la secciónLos madridistas reconocían que no habían estado acertados: "He jugado un partido desastroso", dijo Villalobos, "y el equipo también. Lo que más me duele es haber perdidio una final jugando tan mal". Romay reconoció que se encontraba entristecido: "Hemos jugado mal, y además nos hemos dado cuenta, quizá demasiado tarde, de que el rival no era tan bueno como pensábamos. Hemos desaprovechado una gran oportunidad. Habríamos podido ganar, pese a la ausencia de Biurikov". Llorente explicó: "A este equipo no se le puede pedir más. Es un conjunto honrado que se deja la piel en el campo, y que a veces tampoco tiene suerte".

El entrenador George Karl reconoció que había fallado el tiro exterior: "Además, tampoco hemos tenido experiencia. Con ella, con veteranía, podríamos haber cambiado el ritmo del partido cuando nos acercamos en el marcador". Lolo Sainz dijo: "No es este el momento para pensar en que deben rodar cabezas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de marzo de 1990