Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La proximidad de las elecciones vascas acelera los acuerdos entre PNV y PSOE

Representantes del Gobierno central y de la Administración vasca mantuvieron ayer en Madrid una reunión en la que, según el vicepresidente del Gobierno vasco y secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE), Ramón Jaúregui, "se restauró el clima de confianza política entre el PNV y el PSOE en el desarrollo y cumplimiento del pacto de Gobierno".En el encuentro, que duró cerca de tres horas, se establecieron cuatro mecanismos para descongelar la actividad política: la renovación del diálogo sobre la conflictividad jurídica a través de una comisión bilateral entre ambos Gobiernos, la creación de una comisión para el seguimiento de las derivaciones de la pertenencia de España a la Comunidad Europea, el establecimiento de unas reuniones al máximo nivel entre ministerios y consejerías para resolver las cuestiones pendientes en materia de desarrollo autonómico, y la resolución de los conflictos encontrados en algunos apartados económico-financieros.

Según explicó el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, la celebración de las elecciones autonómicas vascas el próximo otoño deja un plazo de cuatro meses hábiles para resolver todas las cuestiones. "De lo contrario, estaríamos ante un incumplimiento de lo pactado", afirmó. Arzalluz negó que el bloqueo polítio tuviera relación alguna con la polémica suscitada en torno a la autodeterminación, ya que la parálisis existía desde hace dos años "por razones diversas que no hacen al caso".

Arzallus negó también que en la reunión de hubiera tratado del apoyo del PNV a Felipe González en la cuestión de confianza a la que el presidente del Gobierno debe someterse ante el Parlamento.

Para Jaúregui, en cambio, el pacto se ha ido cumpliendo sin problemas salvo en los últimos meses, debido a las elecciones generales y a "algunos elementos de conflictividad política que están en la mente de todos".

Ambos políticos coincidieron en señalar que, ante todo, existe la necesidad de presentar resultados claros ante la opinión pública vasca de cara a las próximas elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 1990