Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez-Navarro admite el nivel bajísimo de algunos deportes en el programa de preparación olímpica

Javier Gómez-Navarro, secretario de Estado para el Deporte, reconoció ayer en la presentación del programa para 1990 de la Asociación de Deportes Olímpicos (ADO) que en Barcelona 92 habrá éxitos para unas federaciones, pero no para otras, porque algunas han partido de niveles bajísimos. "Hubiesen necesitado programas de promoción, no de élite", afirmó. También señaló que seguirán produciéndose bajas en los patrocinadores de los distintos deportes, porque no todos pueden estar contentos y se trata de un "programa vivo".

Por su parte, Fernando Sánchez Bañuelos, director deportivo de ADO, tras repetir también el tono positivo que ya ha adquirido el programa en su tercer año de vida, admitió que ADO no es un proyecto de promoción o búsqueda de talentos, sino de optimizar los ya existentes, porque no daba tiempo en cuatro años. "No es un plan de ocho o nueve, como han hecho otros países", dijo. Respecto a las empresas patrocinadoras de los deportes, Gómez-Navarro, añadió: "Reconozco que habrá algunas más contentas, que han encontrado un camino fácil publicitario y otras que no. Por eso ya ha habido bajas y se seguirán produciendo. Pero es que se trata de un programa vivo, no negativo. Ha habido roces hasta entender su espíritu, como con las federaciones por su carácter selectivo, pero ahora es el momento de rentabilizarlo". ADO, además de canalizar 1.700 millones de pesetas de ayuda directa a las federaciones y de hacer una campaña de publicidad global de apoyo a las particulares de cada deporte en televisión, también ofrece cuatro tipos de prestaciones: evaluaciones biomédicas de los estados de entrenamiento -en centros especializados y en una unidad móvil propia de ADO-; tratamientos sofrológicos y psicológicos, y tecnología aplicada al rendimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 1990