Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En el corazón, sin cirugía.

La primera intervención realizada en Europa para resolver una malformación de corazón sin necesidad de cirugía fue practicada ayer en Madrid. A una niña madrileña de cuatro años, María L., se le corrigió, mediante la introducción de un catéter desde la pierna, una comunicación anómala entre ambas aurículas cardiacas. La intervención duró una hora y se practicó con anestesia local. Un médico estadounidense dirigió el equipo que operó a la pequeña en el hospital Gregorio Marañón, sede de una reunión internacional de expertos en cardiología. Los médicos introdujeron en la vena femoral, mediante un tubo de plástico, un dispositivo que llevaron hasta la malformación para corregirla.Página 24

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de febrero de 1990