Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villoslada se reincorpora hoy a la empresa Añuri para reunirse con los trabajadores

El industrial navarro Adolfo Villoslada acudirá hoy, lunes, a las instalaciones de la empresa Añuri, de la que es copropietario, para saludar personalmente a toda la plantilla de la misma, visitar las obras de ampliación finalizadas durante su cautiverio y mantener un encuentro más relajado con los medios de comunicación. Villoslada fue liberado el pasado viernes tras permencer 84 días en poder de ETA.

Villoslada pasó la jornada del domingo descansando en su domicilio de la calle Monasterio de Tulebras, de Pamplona, en compañía de sus familiares más íntimos, tras prestar declaración ante la policía el pasado sábado. Sus declaraciones serán remitidas al juez de Madrid Baltasar Garzón que tramitará, según señaló el portavoz familiar, Ángel Ruiz de Erenchun, las diligencias del caso.Aunque no se reincorporará plenamente a su despacho en la dirección de Añuri, Adolfo Villoslada tampoco cogerá unos días de vacaciones como le sugirió Javier Rupérez, vicepresidente del Partido Popular, y político que también sufrió un secuestro a manos de ETA, durante el encuentro que ambos mantuvieron el pasado sábado en el domicilio del empresario.

Ayer domingo se sucedieron las especulaciones sobre el pago del rescate, que según informó el abogado Ruiz de Erenchun, se realizó entre los días 9 y 10 de febrero, antes de que el diputado de Herri Batasuna y colaborador de ETA Ángel Alcalde anunciara en París que la organización terrorista podría liberar a Villoslada en señal de su "buena disposición" al diálogo con el Gobierno si éste aceptaba una tregua bilateral. Algunas fuentes han apuntado a Bruselas como la ciudad en la que pudo producirse el pago del rescate, unos 300 millones de pesetas (la tercera parte de la cantidad inicial exigida por ETA), que según Ángel Ruiz de Erenchun fue entregado en su totalidad.

Adolfo Villoslada visitó tras su liberación a María Martín, su madre, de 78 años de edad, que durante todo el secuestro ha sido atendida por una hermana monja del empresario, Clara Villoslada, quien, tras trasladarse desde Gerona, donde habitualmente reside, ha cuidado a la madre del industrial haciéndole creer que su hijo se encontraba de viaje de negocios en Argentina.

Vida normal

Los médicos que le atienden han aconsejado al empresario realizar una vida normal en compañía de su esposa Natalia y de sus tres hijos, pero evitando la presencia de más personas, para reincorporar así al secuestrado a un ritmo diario de vida absolutamente normal.Por otra parte, el dirigente de la coalición Izquierda Unida, Julio Anguita, dijo ayer en Valladolid: "Hacer recaer la responsabilidad sobre la familia que ha pagado el rescate de un secuestro es exigir a cada ciudadano una actitud numantina".

Anguita respondía así a las declaraciones efectuadas por el ministro de Justicia, Enrique Múgica, en el que se lamentaba por el pago del rescate por la liberación de VIlloslada. Anguita asistió en Valladolid a la clausura de una asamblea regional de IU, según informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de febrero de 1990

Más información

  • El pago del rescate se efectuó entre el 9 y 10 de febrero