Una vidente, denunciada por supuesta inducción al asesinato y a la prostitución

Una supuesta vidente gijonesa, de nombre Raquel, ha sido denunciada por una mujer de 33 años, María José G. R., a la que, según su testimonio, incitó a matar a la suegra de la denunciante para deshacerse del demonio, y a cuya hija, de 17 años, obligó a prostituirse durante tres días en un club de la ciudad para obtener dinero con el que pagar las sesiones de exorcismo.María José aseguró a la policía que en las pasadas Navidades acudió con su hija al consultorio de una vidente, conocida de su esposo, con la finalidad de que le fuera adivinado el porvenir por el método de las cartas.

Dinero contra el diablo

En esa sesión, la echadora las convenció de que estaban poseídas por el demonio y de que para desprenderse del diablo y expulsarlo del cuerpo tenían que entregarle el dinero en efectivo que portaban, las joyas y toda la documentación de la madre y de la hija.

La denunciante asegura asimismo que su hija de 17 años, de nombre María José, ejerció la prostitución, por indicación de la exorcista, durante los días 7, 8 y 9 del presente mes, percibiendo por sus servicios sexuales un total de 23.000 pesetas, que entregó a la exorcista, quien, siempre según la versión de la denunciante, percibió como pago por sus servicios otras 87.000 pesetas en metálico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50