Vittorio Gassman vuelve al cine tras una grave depresión

Repuesto del estado de depresión aguda que le mantuvo alejado del cine y del teatro, el actor italiano Vittorio Gassman comenzó ayer el rodaje de Tolgo il disturbo (Dejo de molestar), película dirigida por Dino Risi e interpretada también por Elliot Gould y Dominique Sanda.

Gassman, que confiesa "sentir de vez en cuando un poco de nostalgia", de la enfermedad, dijo que ha "recuperado un poco las ganas de vivir", y añadió que esta mejoría le gusta poco a Risi, el director de la película, porque hago el papel de un enfermo".

En Tolgo il disturbo Gassman interpreta el personaje de un ex director de banco, "un deprimido melancólico con intereses humanísticos y, en consecuencia, con peligrosas inclinaciones hacia el mundo de la fantasía".

La historia que narra la película encuentra a su personaje cuando sale de un hospital psiquiátrico, después de 15 años. "Creo que la locura es un tema universal, que nos interesa a todos y que hoy me resulta más cercano respecto a la época en la que me desataba al volante en Il sorpasso", la película que desde 1962 une al binomio Gassman-Risi en el cine (realizaron juntos, en total, 15 largometrajes).

Gassman, de 67 años, que ha escrito un libro que "es la historia de una neurosis", añadió que le interesa particularmente "observar mi edad actual, una edad extraña, llena de sentimientos diferentes: melancolía, descompensaciones, diversión".

El actor tiene "una receta" contra la depresión: "para amar la vida, cuando se es presa de una fuerte angustia, hay que pensar que se está muerto, pero que, algunas veces se puede gozar de permisos especiales, paréntesis excepcionales en los que es posible hacer algunas cosas, encontrar amigos, volver a ver a un viejo amor".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción