Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Un saco sin fondo

La situación de las bolsas internacionales ha tenido una incidencia muy fuerte sobre los mercados españoles en esta última sesión, rompiendo limpiamente los niveles que servían de soporte de resistencia, lo cual deja a las cotizaciones un tanto a merced de las circunstancias que, en estos momentos, no son nada optimistas. La Bolsa madrileña perdió el 290% sin que se detectara intento alguno del dinero para poner soluciones inmediatas. La atención de los inversores estuvo centrada en el sector bancario, el más afectado por esta corriente vendedora, en el que la presión del papel aumentó considerablemente y forzó una intervención mayor de la habitual.Algunos analistas comienzan a recordar que las bolsas tenían pendiente un recorte desde el pasado mes de octubre, recorte que se trató de evitar tomando algunas medidas que ahora parecen demostrar lo poco acertado de su elección. Como ejemplo de la falta de interés de los inversores por el mercado están los seis valores que consiguieron una subida en Madrid, frente a 135 que tuvieron que sufrir un retroceso ante el exceso de papel de los corros y el mercado continuo. Esta situación tiene, en las bolsas españolas, una explicación adicional, pues el dinero continúa contando con una excelente retribución fuera de estos mercados.

Si al mediodía el ambiente era muy negativo, en los mercados españoles, la apertura de Wall Street, otra vez a la baja, no dejó muchas posibilidades a la imaginación, y el índice terminó perdiendo algo más de cinco puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 1990