Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuestión de disciplina

El día del reajuste de la lira un funcionario de la CE sugería que la República Federal de Alemania (RFA) aspiraba a una revalución del marco dentro del SME. La versión parece carecer de fundamento ya que los cambios de paridad y de banda de la lira se hicieron por teléfono, mientras que cualquier realincamiento generalizado del sistema requiere una reunión de gobernadores de bancos centrales y jefes de Estado. Sin embargo el incidente ha puesto de relieve que una unión monetaria puede generar para la RFA una menor facilidad parareducir sus superávits de balanza corriente -debidos a un exceso de exportaciones al resto de Europa- mediante la estrategia tradicional de la apreciación del marco.Como se verá, la posibilidad de importar problemas no es la única objeción germana a la unión monetaria. Un sistema de paridades fijas impondría la necesidad de disciplina también a la RFA. Al revés que a Gran Bretaña, a la política interna germana, el SME en su actual estructura le ha servido para compensar los problemas de balanza corriente, algo que un progreso de la unidad monetaria le hará más dificil.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de enero de 1990