Gas Madrid y vecinos firmaron el convenio para facilitar la revisión de la red

La compañía Gas Madrid y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAV) firmaron ayer un convenio por el que se acuerda que Gas Madrid inspeccionará gratuitamente todas las instalaciones de gas ciudad existentes en la región de Madrid -calculadas en unas 450.000, fundamentalmente en el sector dornéstico- Las familias cuyos ingresos sean inferiores a 600.000 pesetas anuales no tendrán que pagar nada en caso que sea necesaria alguna reparación.El convenio ha sido duramente criticado por el representante de la comunidad de vecinos de la colonia de Santa Eugenia, donde viven 6.000 familias.

El convenio fue firmado por Prisciliano Castro, presidente de la FRAV, y por José Luis Fonollosa, subdirector comercial de Gas Madrid. Asistió también al acto el viceconsejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Enrique Jiménez Larrea.

El convenio señala un baremo de obligaciones para las familias, en función de sus ingresos económicos. Así, los abonados al servicio que ganen menos del millón y más de 600.000 pesetas, tendrán que pagar las reparaciones necesarias, pero se beneficiarán de una subvención del 20%. El coste de las reparaciones se ha calculado en unas 30.000 pesetas, por término medio.

El convenio incluye la constitución de un fondo de garantía para subvencionar las reparaciones, al que Gas Madrid aportará unos 100 millones anuales, la Comunidad entre 25 y 50 millones, y el Ayuntamiento de Madrid otros 25. Tanto Castro como Fonollosa y Jiménez Larrea destacaron que el convenio significa el desbloqueo de la situación de conflicto a que habían llegado los usuarios y la compañía, y garantiza la reconversión de la red de gas ciudad a gas natural respetando los derechos de los usuarios. Castro valoró sobre todo que el ámbito de aplicación del acuerdo se haya extendido a toda la región madrileña.

Hasta ahora, los desacuerdos entre los usuarios y los técnicos que realizaban las revisiones había supuesto el corte de suministro para 36.000 abonados.

Indefensión

El convenio tiene también otros detractores. Carrión Chaves, portavoz de las comunidades de vecinos de la colonia de Santa Eugenia, afirmó ayer: "La Federación de Asociaciones de Vecinos ha vendido a los usuarios en su interés de protagonizar ese asunto y por sus relaciones con un determinado partido político. Nosotros no pensamos que la Federación tenga legitimidad para presentarse como los representantes de todos los usuarios".Según Carrión, el convenio beneficia sobre todo a Gas Madrid, y deja indefensos a los usuarios que, como él mismo y los vecinos de su colonia, consideran que la sustitución de gas ciudad por gas natural es un problema estatal y de la propia compañía, por lo que los usuarios no tienen porque pagar dicha sustitucíón, "que Gas Madrid quiere hacer pasar como si fueran reparaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de enero de 1990.