Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios policías han declarado en el expediente por la agresión a Idígoras

Cinco sindicalistas del Cuerpo Nacional de Policía han declarado en el expediente abierto por el Ministerio del Interior a raíz de la agresión sufrida por Jon Idígoras el pasado 14 de diciembre en Bilbao, cuando el diputado electo se cruzó en su camino con una manifestación de policías. "El expediente va dirigido a los representantes de los sindicatos convocantes", señalaron ayer fuentes oficiales del Ministerio del Interior.

La manifestación de los agentes fue convocada por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Asociación Nacional de Policía Uniformada (ANPU) y el Sindicato Profesional de Policía Uniformada (SPPU). El Ministerio del Interior, a través de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao, ha tomado declaración por el momento a cinco policías sindicalistas, todos ellos dirigentes en el País Vasco de las tres organizaciones citadas.

Los sindicalistas han alegado la "provocación de Idígoras y sus acompañantes" como causa de las agresiones. Fuentes sindicales han añadido que la mujer que acompañaba al parlamentario de Herri Batasuna hizo diversos cortes de mangas en dirección a los manifestantes y varios gestos de burla. Otros acompañantes hicieron el signo de la victoria con los dedos de la mano, según añadieron estas fuentes.

No está claro cuántas personas acompañaban a Idígoras, ya que una vez que se iniciaron las agresiones, algunos abandonaron rápidamente el lugar. Tanto el parlamentario electo como la mujer que le acompañaba sufrieron diversos golpes en el incidente.

50 agentes de seguridad

Fuentes sindicales añadieron que, afortunadamente, los "servicios de seguridad propios de la manifestación impidieron que la cosa fuera a más y protegieron a Jon Idígoras El servicio de seguridad estaba compuesto por 50 policías que contaban con un brazalete que identificaba su misión, y por unas decenas más sin signos específicos.

La Jefatura Superior de Policía de Bilbao ha solicitado a los medios de comunicación las grabaciones televisivas y fotografías de los incidentes para aclarar las responsabilidades.

Fuentes oficiales señalaron que el expediente "va muy avanzado" y están a la espera de aportar algunos datos para cerrarlo, cuestión que prevén cercana.

El ministro del Interior, José Luis Corcuera, declaró a los dos días del incidente: "No comparto nada que tenga que ver con incidentes de esa naturaleza. Debieran de estar fuera de nuestra convivencia. Al mismo tiempo tengo que decir que me gustaría que el señor Jon Idígoras pensara como yo no solamente en este supuesto, sino en todos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 1989