El Avuntamiento 'levanta' la plaza de Santa Ana para cerrar la polémica con los artesanos

El presidente de la Junta de Centro, el popular Angel Matanzo, ha manifestado su intención de levantar la próxima semana la plaza de Santa Ana para acometer unas obras de reforma y ajardinamiento y acabar así con la polémica que le enfrenta desde hace dos meses con el colectivo de artesanos que solía instalarse allí.

A comienzos de la próxima semana, según declaró Ángel Matanzo, se vallará la plaza de Santa Ana para acometer los trabajos previos a la reforma y ajardinamiento del que, desde hace dos meses, es el escenario de la polémica que enfrenta al Ayuntamiento de Madrid con el colectivo de artesanos. Una obras que el propio concejal manifiesta "van a durar mucho tiempo". De esta forma los artesanos seguirán sin poder ocupar la plaza que reivindican para vender sus productos y que venían utilizando durante los últimos ocho años.Ángel Matanzo reconoció en la sesión plenaria que celebró la Junta de Centro el pasado martes, que él puede tomar esta decisión como presidente del distrito sin presentar la propuesta al pleno. "Ya dirán los ciudadanos si hago bien o mal", comentó.

Con la presencia en los bancos del público de los representantes del colectivo artesanal, el concejal Matanzo fue instado por Marta Rodríguez, vocal de Izquierda Unida, a que precisara cuándo se iba a solucionar el problema de Santa Ana. Matanzó indicó: "Les garantizo que se va a solucionar inmeditamente. Vamos a ejecutar las obras necesarias para adecentar la plaza".

Ante la insistencia del porta voz socialista Alberto Alvárez Sánchez-Insúa para que presentara la propuesta al pleno, Ángel Matanzo contestó: "Usted cuando presidía este distrito, levantó las jardineras de la calle del Carmen y de Preciados, que costaron 70 millones de pesetas sin pasar por este pleno".

Inseguridad

Eduardo de la Torre, portavoz del colectivo de los artesanos, afirmó en su intervención ante el pleno que las problemas de tráfico e inseguridad que esgrime el Ayuntamiento para impedir que se ubiquen los sábados por la tarde en Santa Ana no están provocadas por su mercadillo. "Los colapsos circulatorios, los robos y el tráfico de droga ocurren a diario y, en cualquier zona de Madrid", afirmó.De la Torre pidió el cese de la represión, la regulación del mercadillo, el cese de las intoxicaciones y apoyo para compensar el perjuicio económico que es reporta la actual situación. "Creemos que si se quiere eliminar este mercado, se debe hacer de una forma ajustada a derecho y mediante el diálogo".

Según Matanzo, el ajardinamiento casi total de la plaza, a excepción de algunos pasillos para pasear, no sólo impedirán la ubicación del mercadillo artesanal. "Tampoco se podrán instalar terrazas, así no podrán acusarme de favoristismo", comentó haciendo referencia a las acusaciones que realizó este verano el grupo socialista aludiendo a que Matanzo había caído en el amiguismo con la concesión de las terrazas de verano.

El concejal comentó a los artesanos que había conseguido reservar para ellos más de 40 puestos en la Feria de Artesanía que la Comunidad de Madrid, instala cada Navidad en el paseo de Recoletos, y les reprochó haber despreciado una gran oferta. "Estabamos dispuestos a construir puestos fijos en Santa Ana para utilizarlos los sábados y los domingos por la mañana", afirmó.

A pesar de que Ángel Matanzo quiere comenzar las obras la semana próxima, el diseño de la plaza no estará ultimado hasta finales del próximo mes de enero. El proyecto, junto al de otras plazas de Madrid, está siendo redactado por paisajistas por encargo de la concejal de Medio Ambiente, Esperanza Aguirre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de diciembre de 1989.

Se adhiere a los criterios de