Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Universidad canaria

Suscribo totalmente la carta publicada el día 16 de noviembre de don Carlos Bosch Millares respecto del problema universitario. Pero la información que aparece en su periódico respecto de cualquier tema en la isla de Gran Canaria es constantemente tergiversada o simplemente omitida.A lo largo de este verano constaté cómo la Prensa local informaba día tras día en torno al grave e inexplicable conflicto que mantiene la universidad de Tenerife en contra de la creación de la universidad en Las Palmas. EL PAÍS no ha informado de nada de esto en todo este tiempo. A excepción del insultante editorial del día 11 de noviembre, sólo han salido a la luz noticias un tanto folclóricas, como la de una obstinada abuela que no quería devolver la nieta a su hija y, eso sí, todas las noticias relacionadas con los juzgados de guardia. Pero el colmo de la. ocultación y manipulación de le, información por parte de este periódico está, por citar un ejemplo, en la críptica nota del día 23 de noviembre. ¿Por qué no informar de modo claro y riguroso? La noticia no es otra que ésta: la universidad de Tenerife ha estado en huelga por que, no permite que exista una universidad en Las Palmas. Comprendo que usted no permita esa información, ya que es un argumento insostenible. No me imagino a la universidad Complutense, la universidad Autónoma o la universidad de Alcalá que estén en huelga por la reciente creación de la universidad del Sur, Carlos III. Por si usted no lo sabe, señor director, le diré que hasta hace unos anos, para los exámenes de paso de grado para la carrera de música o la reválida en el bachillerato, era obligatorio viajar hasta la isla vecina. Yo recuerdo cómo muchas compañeras que no tenían posibilidades económicas optaban por no seguir estudiando, ya que el traslado a La Laguna era ya muy costoso.

Como sé de antemano que esta carta no va a ser publicada, permítame que le recrimine la mezquina necrológica que dedicó su periódico al insigne poeta grancanario Agustín Millares. Sin embargo, a Domingo Pérez Minik, toda una página. Sencillamente deplorable. Lo único que me produce esa falta de rigor y esa carencia de la verdad es una gran tristeza y repugnancia. Sólo pienso que si el resto de la información regional o la económica está pasada por el mismo tamiz...

De verdad, le agradecería que no se citara para nada todo lo referente a la isla de Gran Canaria; para la información que ustedes dan es mejor así. Gracias.- Licenciada en Filología Hispánica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de diciembre de 1989