Samaranch afirma que la nueva caja acelerará su proceso de expansión por toda España

Al término de la asamblea de La Caixa, el presidente de entidad y de la caja resultante de la fusión, Juan Antonio Samaranch, afirmó que la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelonava a acelerar su expansión por toda España y calificó la fusión de "un acontecimiento ea pital en la historia de ambas entidades, que comporta Implica ciones de primer orden para la sociedad catalana y el sistema financiero español".

Samaranch justificó la fusión por la entrada en vigor del mercado único europeo, la necesidad de consolidar la posición competitiva de Cataluña la dimensión y la mayor eficiencia productiva de la nueva entidad, el reforzamiento de los recursos propios y la complementariedad entre la Caja de Pensiones y Caixa de Barcelona.

Más información

La fusión generará unas plusvalías del orden de 165.000 a 166.000 millones de pesetas, según se informó ayer a los consejeros generales de ambas cajas. De esta cuantía, 106.000 millones se consideran plusvalías netas, susceptibles de recibir exenciones fiscales. El 50% de las plusvalías netas se destinará a reservas patrimoniales y el otro 50%, a fondos genéricos para zontingencias futuras. Del resto de las plusvahas, 30.000 millones se destinarán a fondos específicos (fondos de pensiones, etcétera) y el resto a fondos genéricos de inversión crediticia.

El balance de la entidad resultante de la fusión, cerrado a 29 de noviembre, roza los cinco billones de pesetas; se sitúa exactamente en 4,828 billones, de acuerdo con los datos facilitados a los consejeros generales. De este total, las cuentas de acreedores representan 3,71 billones, de los que 2,7 billones corresponden al pasivo captado en el sector privado de la economía y está desglosado en cuentas corrientes (357.067 millones), cuentas de ahorro (600.744 millones), depósitos a plazo (274.502 millones), pagarés y efectos (3.101 millones) y otras cuentas (1,486 billones).

El balance de fusión presenta un destacable nivel de reservas y "revela unas masas patrimoniales más equilibradas, con menor exposición a determina dos tipos de riesgo" señala el informe presentado ayer por las entidades en proceso de fusión.

En el activo de Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, las aplicaciones en el mercado monetario (1,042 billones de pesetas) siguen jugando un papel importante en la línea mantenida por las dos entidades por separado durante los últimos años, pero son inferiores al valor neto de las inversiones crediticias (1,366 billones).

La cartera de valores (1,092 billones) juega un papel importante, aunque en este apartado, los fondos públicos (766.451 millones) representan un volumen superior al de las inversiones en acciones o participaciones y otros valores de renta fija.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de noviembre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50