Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elegir oficio, mujer y... casa

"¿Vale elegir?". Francisco Javier Sáenz de Oiza, el arquitecto que diseñó el edificio de la M-30 destinado al realojamiento de las familias chabolistas del Pozo del Huevo, recuerda cómo, de niño, apostado ante el puesto de chucherías, preguntaba siempre al tendero si podía seleccionar el caramelo o estaba obligado a comprar el que le impusieran. Esto último, a su juicio, es lo que está ocurriendo con las familias, del Pozo del Huevo."Yo soy partidario de la libertad de la persona", explica. "Si se elige oficio y mujer, ¿por qué no se puede elegir casa?'. Saénz de Oiza sólo tiene una crítica hacia el planteamiento de la Administración en la política de realojamientos: "A las personas que deben ser realojadas hay que darles al menos la oportunidad de elegir entre varias alternativas de viviendas sociales, no imponerles la casa, el portal y el piso".

Sáenz de Oiza no quiere valorar políticamente la posibilidad de que el edificio entre en el mercado libre de vivienda, aunque: afirma: "Será una ocasión para. demostrar, de acuerdo con la demanda que tenga, si es una cárcel, como dicen algunos, o no".

"Seguro que se venderían bien", afirma el arquitecto, que: declara haber puesto siempre interés en la realización de vivienda social de calidad. "Y le digo una cosa además: yo he puesto más entusiasmo en las promociones sociales que en las que he hecho para la banca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de noviembre de 1989