Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 100 empresas de 100 empresas de Málaga tramitan expedientes de regulación por daños

Más de un centenar de empresas afectadas por las inundaciones en Málaga preparan ya expediente de regulación de empleo, algunas de ellas para proceder a su cierre definitivo, según informó la delegación de Gobernación de la Junta de Andalucía. El total de industrias que tienen daños importantes asciende a 5.000.

Ayer se recibían ya las primeras ayudas oficiales para las 1.500 personas que han perdido enseres o viviendas, mientras la provincia continuaba en situación de alerta. Las previsiones señalaban una mejoría transitoria para volver al régimen de lluvias fuertes este fin de semana.Aún no hay datos oficiales sobre las pérdidas causadas en la provincia por las inundaciones habidas durante los últimos diez días. Sin embargo, las primeras evaluaciones de 50.000 millones de pesetas realizadas por la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), parece que quedarán superadas según se conocen nuevos datos.

La CEM ha cifrado en 4.800 millones los daños agrícolas sólo en el valle del Guadalhorce, al tiempo que la asociación del polígono industrial de Santa Teresa cifra las pérdidas de sus empresas en 20.000 millones de pesetas. Quedan aún por cuantificar las registradas en el polígono industrial del Guadalhorce, donde están las empresas más importantes, entre ellas Intelhorce y Fujitsu, empresa que ronda los 5.000 millones en daños.

La tesorería de la Seguridad Social, según recoge un informe de la Cámara de Comercio, señala que hay 5.000 empresas afectadas sólo por las inundaciones del día 14, con un volumen total de 45.000 trabajadores. Además, según la misma fuente, hay otros 3.700 trabajadores autónomos afectados y 3.500 trabajadores por cuenta ajena y régimen especial agrario. En la Cámara de Conjercio se ha entregado ya acta notarial de los daños en 300 comercios, que declaran daños por valor de 6.000 millones.

Por otro lado, ayer entró de nuevo en servicio la N-340, vía principal de la provincia que comunica la capital con la Costa del Sol occidental, pero seguían cortadas un total de nueve carreteras provinciales así como la vía férrea entre Málaga y Bobadilla y la de cercanías a Fuengirola. Renfe calcula los daños en 1.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de noviembre de 1989

Más información

  • Unas 5.000 industrias, afectadas por las inundaciones