Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PARLAMENTARIOS DE HB, AMETRALLADOS

HB convoca para mañana una huelga general

Los rostros de los dirigentes de Herri Batasuna reflejaban anoche una profunda desolación, más que rabia, tras conocer el atentado contra sus parlamentarios. Los componentes de la Mesa Nacional, el máximo órgano de dirección de la coalición independentista, que no se hallaban en Madrid se reunieron a primera hora de la madrugada en Hernani, en la sede del diario Egin, donde trabajaba el asesinado Josu Muguruza, para decidir las acciones a realizar hoy. La dirección de HB convocó para mañana, miércoles, una huelga general en el País Vasco y Navarra. También acordó para hoy movilizaciones en todos los puntos de la geografía vasca para "denunciar el crimen de Estado cometido contra el diputado Josu Muguruza y las heridas a Iñaki Esnaola".

En algunos puntos del País Vasco se produjeron incidentes ya anoche. Un artefacto explosivo de escasa potencia estalló a primera hora de la madrugada, sin ocasionar daños, en una oficina bancaria del barrio de Cabieces, en la localidad vizcaína de Santurtzi.Un dirigente de la coalición independentista anuncié tras la reunión de la Mesa Nacional que el homenaje y las honras fúnebres de Josu Muguruza se realizarán, salvo imprevistos, el mismo miércoles por la tarde. Los trabajadores del diario Egin se reunirán hoy para decidir la postura a adoptar ante el asesinato del su redactor-jefe.

Los partidos políticos vascos condenaron anoche el atentado y coincidieron en considerarlo un intento de abortar cualquier paso hacia la normalización de Euskadi. El presidente del Gobierno autónomo, el peneuvista José Antonio Ardanza, manifestó por medio de un portavoz a primera hora de la madrugada que carecía de datos suficientes y no tenía intención de pronunciarse hasta hoy.

Para Iñaki Anasagasti, portavoz del PNV en el Congreso, el atentado debe provocar una condena acompañada de gran indignación. "Pero hay que dirigir un mensaje a HB", añadió Anasagasti, "en el sentido de que ha habido una fuerza oscura que no desea que Euskadi se normalice y que HB participe en las instituciones".

Por ese mismo motivo, según el diputado del PNV, Herri Batasuna debe comprender que "la vía emprendida por Josu Muguruza e Iñaki Esnaola era la buena y debe continuarla en un clima de serenidad".

El secretario de Guipúzcoa del Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE), Odón Elorza, manifestó su "más dura condena, como corresponde a cualquier atentado terrorista". Para Elorza, el nuevo asesinato se produce cuando Herri Batasuna y la propia ETA se encuentran en situación delicada y, en consecuencia, resulta perjudicial para el proceso pacificador".

El portavoz socialista realizó un llamamiento a la tranquilidad de la población, en la confianza, dijo, de que la autoridad judicial trabajará para el esclarecimiento del atentado.

Joseba Azkarraga, diputado de Eusko Alkartasuna (EA), sefialó que el atentado responde al interés "de alguno en boicotear la normalización de Euskadi e impedir que se produzca". Por este motivo, se produce cuando se están dando pasos por parte de Herri Batasuna hacia la participación institucional, dijo, "pero los de enfrente tratan de evitarlo al margen del componente de venganza que pueda haber por el atentado de ETA del pasado viernes". Azkarraga precisó que la identidad de "los de enfrente" deberían aclararla "quienes pusieron en marcha los GAL".

En su primera edición, Egin, el diario en que el diputado asesinado era redactor-jefe, titulaba la noticia del atentado con la frase "Pistoleros matan a tiros en Madrid a Josu Muguruza". La información ocupa un único recuadro en primera página con las fotografías de las dos víctimas. A primera hora de la madrugada, cuando nuevos dirigentes de la coalición independentista llegaban al periódico, el miembro de la Mesa Nacional Jokin Gorostidi y un hermano de Itziar Aizpurua, partían hacia Madrid, siguiendo los pasos de la mujer y los familiares de Iñaki Esnaola y de Josu Maguruza.

En la sede de HB de San Sebastián el resto de los dirigentes y cuadros fueron concentrándose a partir de la medianoche. Llegaban a la sede en la calle Urbieta de San Sebastián, con los ojos enrojecidos y el rostro cansado, como si hubieran ya liberado la excitación provocada por la noticia.

Álvaro Reizábal, manifestó a su llegada que acababa de dejar a la mujer de Iñaki Esnaola. Los responsables de Herri Batasuna, que no permitieron el acceso de los periodistas a su sede, anunciaron su propósito de dar a conocer en un comuncado las decisiones adoptadas por la Mesa Nacional.

Pablo Muñoz, director de Egin, manifestó en declaraciones a Antena 3 su "dolorosísima impresión ante la muerte de Josu Muguruza, un compañero entregado totalmente a su trabajo". Calificó el hecho de "gravísimo por la impunidad y las circunstancias en las que se ha producido".

Para Muñoz, "Muguruza había expresado con total claridad la intención con la que llegaba al Parlamento: contribuir a la pacificación del País Vasco". Consultado por las reacciones previsibles en Euskadi, Muñoz dijo que ante un hecho de tal gravedad es dificil intuir la reacción del pueblo vasco, pero no me cabe duda de que la expresión de indignación será contundente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de noviembre de 1989

Más información

  • Los partidos vascos consideran el atentado un golpe a la normalización de Euskadi