Los ganaderos, enfrentados por las importaciones de animales de vacuno

Los productores de vacuno mantienen posiciones totalmente enfrentadas en relación con las condiciones que se fijen en las próximas semanas para las importaciones de animales de vacuno vivos desde el resto de los Estados miembros de la CE. Mientras en la zona catalana se pide una libertad total para este comercio, en zonas productoras del resto de España se apoya seguir con una apertura progresiva como la realizada en los últimos años.

Los responsables de las organización sectorial de productores de ganado vacuno (Asovac), con sede en Cataluña e integrada en la estructura de la Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores, se han mostrado partidarios de una apertura total de la frontera para la compra de animales vivos en el resto de la CE en lugar de su adquisición en zonas tradicionalemente vendedoras de España como Galicia y la Cornisa. Los responsables de esta organización así lo han expresado tanto en España como en la CE.La posición de Asovac, sigla que representa fundamentalmente los intereses de los cebadores de ganado y no de la ganadería nacional de vacuno con una estructura muy diferente, ha causado cierta sorpresa en medios de la CE y de la propia Administración española. En realidad, se trata de una de las primeras contradicciones que se desatan en el seno de la nueva organización agraria de centro derecha Asaja donde hay una amplia representación que va desde los grandes empresarios, la ganadería más intensiva junto con las pequeñas, explotaciones. En medios sindicales no ha quedado claro si la posición de la organización agraria nacional coincide con la planteada por la sectorial de los cebadores catalanes.

En los primeros cuatro años desde el ingreso de España en la CE, las importaciones de animales de vacuno vivos han funcionado en base a unos techos máximos. A pesar de ello, en medios agrarios hay coincidencia en señalar que entraron más animales de forma clandestina, situación que se pretendería regularizar con la apertura total de las importaciones solicitada en Bruselas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de noviembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50