Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓN

Los alumnos de la Complutense opinan que se enseñan mejor las humanidades que los estudios experimentales

Los alumnos de la universidad Complutense tienen una visión positiva de sus profesores, a juzgar per los resultados de una encuesta, sobre la calidad docente contestada por 36.589 alumnos y relativa a la labor de 3.708 profesores (el 98% de la plantilla) y 1.651 asignaturas.Los dos centros mejor evaluados por los alumnos en relación al factor "competencia docente mostrada'" son las facultades de Filología y Filosofía. En opinión del rector, Gustavo Villapalos, esa mejor percepción sobre la docencia que se imparte en los estudios no experimentales (humanidades y ciencias sociales) respecto de los experimentales (estudios científicos y del ámbito biosanitario) es frecuente en casi todas las encuestas de este tipo, y supone una "cierta injusticia si no se matiza suficientemente".

El rector explicó que los alumnos de carreras experimeritales que, entre otras cosas, pagan más, son más críticos con la enseñanza que reciben cuando, inevitablemente, asocian la docencia a las condiciones materiales y de infraestructura. Por esta razón, anunció una próxima en cuesta entre los profesores precisamente sobre las condiciones en que realizan su trabajo.

En cualquier caso, la diferencia favorable a los estudios no experimentales que se desprende de la encuesta es mínima. En una escala de 1 a 7, la puntuación de las enseñanzas humanísticas es de 4,41 y la de las experimentales, de 4,25. La puntuación media global de la universidad en cuanto al factor "competencia docente" es de 4,36; la de las facultades, de 4,35 y la de las escuelas universitarias, de 4,41.

El grado de "cumplimiento formal de la función docente" (asistencia regular y adecuación de las explicaciones al programa) también merece una valoración positiva, así como la opinión sobre los exámenes (adecuación al programa explicado, equidad en la calificación, etcétera).

Actuación 'de oficio'

Villapalos aseguró que la Universidad actuará "de oficio" en el caso de los profesores que "no cumplen". "Los alumnos pueden carecer de criterio suficiente para juzgar sobre la idoneidad de la bibliografía recomendada por un profesor", afirmó el rector; "pero cuando coinciden en señalar que un docente no cumple con sus obligaciones no hay lugar a dudas". En este supuesto, "los servicios de inspección tendrán que actuar con todas las consecuencias", dijo Villapalos.El rector anunció también la inminente creación de un Instituto de Evaluación que, entre otros objetivos, se ocupará de orientar y animar los programas de perfeccionamiento didáctico derivados de los resultados de este tipo de encuestas, que se realizarán anualmente.

Los resultados de la evaluación serán entregados a cada profesor. Con este fin, el rectorado de la Complutense ha ideado toda una serie de complicadas medidas de cautela para garantizar el carácter absolutamente confidencial, prácticamente secreto, de los informes personales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1989