Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA BATALLA POR EL VOTO

González explica como "una reflexión racional" su alusión a que ésta es su última cita con las urnas

Alcázar de San Juan

El presidente del Gobierno, Felipe González, afirmó ayer en Alcázar de San Juan que su deseo de que éstas sean las últimas elecciones en las que se presente como candidato a la Moncloa nada tiene que ver con "un estado de ánimo, sino que es una reflexión racional que no merece mayor comentario". González, que ayer cumplió 15 años al frente de la secretaría general del PSOE, aseguró que no ha pensado nada sobre un posible sucesor, porque en su partido "funciona un mecanismo que no es el de designación a dedo". El jefe del Ejecutivo participó ayer por primera vez en la campaña del PSOE, con un tono muy moderado en una conferencia de prensa, que cambió radicalmente por un estilo mucho más vehemente en un mitin posterior ante unas 15.000 personas.

El secretario general del PSOE tuvo que responder, una hora antes del mitin y ante más de 70 periodistas, a diversas preguntas relacionadas con su deseo de que éstas fuesen para él sus últimas elecciones, expresado en una entrevista concedida a la agencia Colpisa y que ayer publicaron diversos periódicos. "Ello forma parte de mis convicciones y lo he reiterado en tantas ocasiones como me lo han preguntado y no tiene nada que ver con un estado de ánimo, sino que es una reflexión racional que no merece mayor comentario", recalcó.Como quiera que los periodistas insistían en que profundizase sobre esta cuestión y que incluso desvelara si tiene ya pensado quién puede ser su sucesor, González hizo gestos ostensibles de que no era una cuestión importante, sino algo absolutamente normal después de haber estado varios años al frente del Gobierno. "Yo no me lo planteo desde un punto de vista personal. Hay que tener en cuenta que la tarea de Gobierno es ardua y relativamente compleja. Genera preocupaciones, pero también. es cierto que aporta cierto grado de satisfacción cuando se observa que la sociedad ha mejorado", afirmó.

González preguntó en alto la fecha de ayer para informar que se cumplían exactamente 15 años desde que asumiera la secretaría general del partido. Este aniversario le sirvió para aludir en el mitin a su situación personal en relación con otros que han cambiado de partido o han creado otros: "Yo en 1974, vivía don Francisco [Franco], y me eligieron. Digo me eligieron, porque hace poco a uno le han dado un 'dedazo' y le han dicho ahora éste que hace poco era otro", en clara alusión a José María Aznar. González aseguró que él seguirá siempre en el PSOE "de secretario general o de portero de la casa del pueblo", lo que le mande el partido.

[La esposa del presidente y candidata número uno del PSOE por Cádiz, Carmen Romero, no quiso ayer hacer ningún comentario sobre las declaraciones de su marido a la agencia Colpisa, que aseguró no conocer. No obstante, los periodistas pudieron comprobar que leía por la mañana el texto de la entrevista en un periódico, según informó ayer Antena 31.

"Bonito y espectacular"

Otra cuestión que suscitó preguntas en la conferencia de prensa fue la cabecera del vídeo de propaganda de su partido en TVE, en la que se utilizan sin permiso las imágenes de 44 famosos.

El presidente contestó con el mismo tono de naturalidad: "Yo conocí ese vídeo dos o tres días antes de que se emitiera y me pareció muy bonito y muy espectacular". González aseguró que no era intención de su partido perjudicar a nadie: "Si alguien se siente molesto pediré a los técnicos que supriman la imagen de esa persona, pero de lo que se trataba era de presentar una realidad amplia y distendida".

González transmitió la idea, núcleo central de la campaña socialista, de que los Gobiernos tienen que estar respaldados por una mayoría "holgada" -se evita el término absoluta- y afirmó que quienes dicen que no es buena esa mayoría "ya les gustaría para ellos".

Un informador le requirió su opinión sobre el candidato del PP, José María Aznar. "Parece que basará su campaña en mí y dice cosas insultantes. Yo emití en su día una opinión respetuosa sobre él y ahora no voy a decir nada en contrario".

Una hora después, al subir a la tribuna preparada en el campo de fútbol de Alcázar de San Juan, González recibió una estruendosa aclamación proferida por casi 15.000 personas. De manera vehemente, mostrando buen humor y una energía que difícilmente inducía a pensar que tuviera gripe, de la que había dado señales en la conferencia de prensa, González defendió la gestión de los socialistas desde el año 1982 hasta ahora. Se cuidó mucho de no atribuir los triunfos exclusivamente a su Gobierno, sino "al impulso y al esfuerzo de toda la sociedad". Lo más llamativo de su discurso fue la recuperación de su estilo de 1982, con sus llamadas al "coraje cívico", a la ilusión y al esfuerzo por avanzar, así como la llamada que hizo a Izquierda Unida para "hablar seriamente" con los socialistas. Con todo, recomendó a la coalición que "no insulten a la gente de izquierda" diciendo que sólo ellos "con un 5%, 6% o 7% la representan".

Aunque en la conferencia de prensa había evitado aludir al presidente del CDS, Adolfo Suárez, el secretario general del PSOE se permitió en el mitin bromear respecto al líder centrista, quien al parecer había dicho que iba a estar pendiente de lo que ocurriera en Alcázar de San Juan.

Así, según iba desgranando cuestiones de política nacional e internacional apostillaba cada capítulo con un: "Que se entere del señor Suárez de lo que aquí se habla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de octubre de 1989

Más información

  • El presidente del Gobierno se dirige a Izquierda Unida para que "hable" con los socialistas