Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La economía española mantiene sus desequilibrios

Las fuerzas sociales critican el descontrol del IPC

La subida de un 1,1% en los precios registrada el pasado septiembre ha provocado que el Gobierno tenga que realizar una tercera previsión sobre la inflación al final del año. Ésta se situará entre el 6% y el 7%, según el ministro de Economía, Carlos Solchaga. Para que las medidas restrictivas adoptadas por el Gobierno a lo largo del año surtan efecto en la inflación y el déficit exterior habrá que esperar a la primera mitad del próximo año. Por el momento la economía se encuentra en una fase de Iento y suave" enfriamiento y no habrá medidas que supongan un brusco parón. El déficit público aumentó hasta septiembre un 4,9% y el crédito al sector privado creció un 8%.

La inflación no está controlada por el Gobierno, quien se ha visto obligado a fijar tres previsiones diferentes a lo largo del año. En esta crítica coinciden las principales fuerzas sociales, tras conocer e aumento 1,1% registrado en los precios el pasado mes de septiembre.La Unión General de Trabajadores señala en un comunicado difundido ayer que los datos de septiembre "ponen en evidencia el rotundo fracaso del Gobierno en el mantenimiento de una prioridad económica, a todas luces reprochable". El Gobierno, añade UGT, "vive de espaldas a la realidad de un país y se muestra incapaz de controlar eficazmente los precios".

El sindicato exige "el pago de la deuda social a los colectivos que por la cerrazón gubernamental están siendo los más perjudicados por este rebrote inflacionista". UGT se refiere a los pensionistas, parados subsidiados, empleados públicos y los sujetos al salario mínimo interprofesional, a quien, según el sindicato, el Gobierno les adeuda 400.000 millones de pesetas.

Comisiones Obreras, en otro comunicado, exige al Gobierno que fije una previsión de inflación real, que pueda ser utilizada por todos los agentes económicos y que, simultáneamente, se instrumenten los mecanismos necesarios para compensar a los grupos más desfavorecidos por la deuda producida.

CC OO estima que, de mantenerse en el próximo trimestre el ritmo de crecimiento de los precios de los últimos 12 meses, el IPC quedaría "inexorablemente" por encima del 7% al final del año. Los resultados hasta ahora se deben, según el sindicato, "al mantenimiento de márgenes comerciales excesivos y a la existencia de grandes plusvalías especulativas".

"Nos jugamos mucho"

El director del Departamento de Economía de la CEOE, José Folgado, en declaraciones al Servicio Empresarial de Noticias, destaca la desviación sobre los objetivos iniciales del Gobierno, aunque añade que "no es el momento ni de llorar, ni de culpar a las frutas, a las hortalizas o a las carnes, sino de pensar que, en los próximos meses, nos jugamos mucho".

Hay que analizar cuál es la política económica a seguir en los próximos meses, ya que "no podemos estar dentro del mercado común y del sistema monetario europeo con una inflación que se aleja de la de los países con los que comerciamos y competimos", añade Folgado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 1989