El Gobierno intenta paliar los efectos de la huelga de controladores aéreos franceses

Instrucciones a los directores de aeropuertos, búsqueda de rutas alternativas y coordinación con las unidades de control aéreo francés son algunas de las medidas que la Dirección General de Aviación Civil ha puesto en marcha para paliar los efectos que sobre los vuelos con destino u origen en el norte y centro de Europa tendrá el próximo fin de semana la nueva huelga de los técnicos de mantenimiento de los centros de control de Francia.Potenciar la información al usuario y mantener a los turistas en los hoteles hasta la hora de embarque son algunas de las medidas que prepara el aeropuerto de Son Sant Joan, de Palma de Mallorca, ante la huelga de los controladores franceses que se preveía comenzase ayer por la tarde y que se prolongará hasta las ocho del próximo día 31. En el aeropuerto de Son Sant Joan se calcula que se verán afectados 80 de los 260 vuelos programados para la tarde del viernes y 200 de los 480 previstos para el sábado; es por ello el aeropuerto que se verá más perjudicado, junto con los otros de Baleares y los catalanes y valencianos.

Hace dos semanas, la huelga de los controladores franceses originó numerosas cancelaciones y retrasos en los vuelos internacionales previstos en los aeropuertos españoles. Algunos vuelos charter llegaron a registrar retrasos de 18 horas en Palma de Mallorca.

Según Aviación Civil, los efectos de la huelga no se harán sentir en el tráfico aéreo español hasta el fin de semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de julio de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50