_
_
_
_

El Centro de Arte Reina Sofía permanecerá en obras hasta 1990

El Centro de Arte Reina Sofía entrará en una intensa fase de obras que condicionará temporalmente el acceso al mismo, así como las exposiciones que se realicen. El director del centro, Tomás Llorens, explicó que el programa de exposiciones para la temporada 1989-1990 se limitará a cuatro exposiciones en la sala de la planta baja y cuatro más en los palacios de Velázquez y de Cristal, en el Retiro madrileño, que también dependen de este organismo.Las exposiciones que se efectuarán a partir de septiembre en el Centro de Arte Reina Sofia (CARS) serán una antológica del Equipo Crónica, una retrospectiva de Antonio Saura, una colectiva de obras de colecciones privadas titulada Amigos del CARS y la colección del galerista suizo Heinz Berggruen.

Las obras de reforma del edificio lo dotarán de sistemas adecuados de aire acondicionado, iluminación y seguridad. El presupuesto para las primeras obras ha sido de 2.550 millones de pesetas, sin contar lo que costarán las obras que se llevarán a cabo enlas plantas 0, 1 y 2, y que comenzarán el próxi mo mes de octubre.

Las obras de las plantas tercera y cuarta, que han permanecido hasta el momento cerradas al público, se encuentran muy avanzadas. En la tercera se han terminado ya la biblioteca especializada y el centro de documentación del museo, y está a punto de concluir el acondicionamiento de las salas de exposición de obra gráfica, sobre papel, dibujos y fotografila.

En la cuarta planta se ha reforzado la estructura de los sue los de manera que las salas de exposición pueden resistir el peso de grandes esculturas. También se concluirán las torres para . tres ascensores más, una para obras de arte y dos para el público.

Nuevo acceso

Durante la próxima temporada el edificio estará prácticamente envuelto en andamios. Aunque no se alterará el aspecto general de la fachada sí se le dará un nuevo color a todo el muro exterior del centro, con lo que se marcará simbólicamente la nueva etapa del museo. La puerta principal quedará cerrada al público hasta finales de 1990 y el acceso provisional será por la glorieta de Atocha."Las obras pretenden dotar al Centro de Arte Reina Sofía de las mejoras necesarias para que a finales de 1990 se constituya como un gran museo nacional del siglo XX", dijo Llorens, quien añadió que esto supondrá pasar de los 800.000 visitantes que anualmente acuden al centro, a más de un millón y, en unos años, se podrían recibir cerca de dos millones de visitantes anuales.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_