Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los administradores de Elosúa son requeridos para que protejan el patrimonio social

El grupo mayoritario de Elosúa, SA, constituido tras la alianza de Mercasa, el Banco Pastor y Marcelino Elosúa de Juan, ha requerido notarialmente a los actuales administradores de la empresa aceitera, Andrés y José Manuel Elosúa Rojo, presidente y vicepresidente, respectivamente, de la compañía, para que no tomen decisiones ni lleven a cabo operaciones que pongan en peligro el patrimonio de la misma.

El requerimiento notarial, según las fuentes jurídicas consultadas, se produce "ante la existencia de una serie de indicios que hacen pensar que en las últimas fechas se han tomado decisiones con consecuencias económicas y patrimoniales negativas para la sociedad".Existe la certeza, añadieron las citadas fuentes, de que cuando Mercasa estaba comprando en bolsa acciones de Elosúa, también lo hizo la propia empresa, "con el único propósito de encarecer los títulos y en beneficio, en todo caso, de unos pocos accionistas". Esta situación explicaría la existencia de una autocartera que oscilaría entre los 70.000 y los 100.000 títulos, "que, dado el precio medio al que se han comprado, puede suponer una pérdida potencial para Elosúa de unos 500 millones de pesetas".

Los representantes legales de los accionistas mayoritarios de Elosúa denunciaron ayer ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la existencia de una serie de irregularidades. En primer término, se pone en conocimiento de la citada comisión "el retraso injustificado en la inscripción en el libro registro del nombre de los accionistas que acudieron a la ampliación de Elosúa, SA", llevada a cabo entre el 13 de marzo y el 12 de abril pasados, lo que sirvió de argumento para decidir el aplazamiento de la junta general.

Junto a ello, se denuncia ante la institución que preside Carlos Croissier la existencia de compras de acciones de la propia empresa con dinero de Elosúa, así como el aplazamiento injustificado de la junta general de accionistas "con el único propósito de retrasar la formación del nuevo consejo de administración".

El requerimiento notarial formulado por el nuevo grupo inversor, que controla la mayoría absoluta del capital social de Elosúa, se produce tras la demanda presentada en el juzgado de guardia de Madrid por el abogado Ramón País, que, junto a Ángel Rojo, defiende los intereses del actual presidente de la compañía aceitera, Andrés Elosúa Rojo.

Este último ha contratado los servicios de Consultores de Comunicación y Dirección, el consulting que dirige Julio Feo, antiguo asesor del presidente del Gobierno, Felipe González.

OPA hostil

En la citada demanda, Andrés Elosúa denunciaba a Mercasa por haber realizado una presunta OPA hostil, al considerar que el paquete que controla la empresa pública supera el 24,9%, con lo que estaría infringiendo la normativa sobre ofertas públicas de adquisición de acciones. Ante esta circunstancia, el escrito de los abogados del hasta ahora máximo responsable de la sociedad pide la suspensión de los derechos políticos inherentes a las acciones que se encuentran en poder de Mercasa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de junio de 1989

Más información

  • Denuncia ante la Comisión Nacional de Valores