Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente regional tilda de "demagogia blanda" el programa de Gobierno de populares y centristas

El presidente de la Comunidad y sujeto de la censura, Joaquín Leguina, calificó de "demagogia blanda" el programa de gobierno de populares y centristas expuesto por Alberto Ruiz-Gallardón. El discurso del candidato tampoco agradó a IU y fue tildado de "carta a los Reyes Magos" por el polémico diputado Nicolás Piñeiro, por lo que con toda probabilidad la moción no prosperará en la votación de mañana.

No cabe esperar sorpresas. La iniciativa de las fuerzas de centro-derecha está condenada al fracaso, pese a quedarse a un solo voto de los 49 necesarios para alcanzar la mayoría absoluta. El polémico voto del diputado del Grupo Mixto Nicolás Piñeiro sigue como estaba. "Mi abstención es fija y reafirmada", recalcó ayer en los pasillos de la Asamblea.

Piñeiro, que se aferraba a unos legajos para contestar a los periodistas, se encontraba visiblemente nervioso. Invariablemente respondía: "Me ha parecido más una intervención de investidura [el discurso programático de Alberto Ruíz Gallardón] que de censura. Parecía más una carta a los Reyes Magos que un programa de Gobierno".

Entre Thatcher y la LCR

Joaquín Leguina, nada más terminar la sesión, dijo a los periodistas que Alberto Ruiz-Gallardón "se había movido" en su discurso "entre la señora Thatcher y la Liga Comunista Revolucionaria. Es una mezcla indigerible"."Tras la votación, y sea cual sea el resultado, habrá que buscar otra solución política porque hasta ahora el equilibrio lo tenía el CDS", agregó Leguina, quien apeló también a la gobernabilidad: "O se dialoga o vamos por bastante mal camino'.

En opinión de Leguina, después de las elecciones europeas el CDS queda como "una fuerza marginal" y pierde en el municipio de Madrid un 35% de sus electores.

"Haré todo lo que esté en mi mano para no regalarle a Ruiz Gallardón la presidencia. Difícilmente pueden decirme [PP y CDS] que éticamente yo deba dimitir cuando el arreglo al que han llegado ellos puede llevar a la alcaldía de Madrid a una persona que no tiene ningún respaldo", concluyó.

Los siete diputados de Izquierda Unida decidirán hoy en una reunión del grupo parlamentario el sentido de su voto. La portavoz de IU, Isabel Vilallonga anunció que, en todo caso, no votarán sí a la censura, ni se abstendrán. La posibilidad de que se ausenten del salón de plenos ha perdido fuerza en las últimas horas.

El debate de la moción de censura contra el presidente Leguina se reanudará a las 11.00 de mañana, después de haber quedado interrumpido durante todo el día de hoy. Tras las intervenciones de los portavoces parlamentarios, la presidenta de la Asamblea, la centrista Rosa Posada, ha fijado la votación a las seis de la tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de junio de 1989