Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Ceuta, Melilla y la inversión en el Magreb

EL PAÍS, P. Usted, que es una persona muy cercana al Gobierno marroquí, ¿puede hacernos un análisis de la actual situación de asuntos pendientes como el del Frente Polisario en el Sáhara, y el de Ceuta y Melilla?

R. El problema del Frente Polisario se encuentra en vías de solución. Marruecos ha aceptado la celebración de un referéndum y la visita [iniciada ayer] de Javier Pérez de Cuéllar, secretario general de la ONU, para estudiar la marcha del proceso, le dará el empujón final. Lo único que falta es establecer la fecha del referéndum y que las relaciones con el Frente Polisario entren en vías de normalidad. En cuanto a las comunidades de Ceuta y Melilla, ya se ha anunciado la creación de un grupo de reflexión sobre el asunto que no ha sido rechazado por España. Felipe González ha estado recientemente en Marruecos en visita privada y creo que las relaciones siguen siendo buenas.

P. ¿Qué atractivos considera que tiene el mercado de Marruecos para las entidades bancarias y financieras españolas en estos momentos?

R. No hay que pensar sólo en el mercado marroquí. Igual que España está integrada en la CE, nuestro país forma parte del Magreb. Del mismo modo que las estructuras bancarias españolas están en fase de transformación para adaptarse a Europa, nuestros bancos se encuentran en pleno cambio para afrontar el futuro. Existe un gran debate interno en los bancos del norte de África y considero que la banca española y la banca marroquí se encuentran en un buen momento para iniciar una colaboración que nos permita desarrollar negocios comunes. Por ello, pensamos que debemos potenciar nuestros lazos con el mercado español a través de nuestra nueva oficina y con nuestro socio, el Banco Exterior de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de junio de 1989