Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segun los expertos, comienzan a medirse los terribles efectos de la cocaína

El mundo de la droga ha acuñado una serie de mitos que los congresos para combatir el fenómeno desvelan poco a poco. No es del todo cierto, por ejemplo, que el drogadicto sea una víctima de la sociedad, ni es tampoco cierto que la cocaína sea una droga poco dañina, según el ministro español de Sanidad, Julián García Vargas. La lucha contra la drogodependencia está incrementando el énfasis en la información, sin descuidar criterios represivos y sanitarios.Londres acoge una conferencia de 19 países europeos sobre la droga en la que por primera vez se aborda el fenómeno de la cocaína, una droga con un aura intelectual y yuppy, cuyos "terribles efectos sobre la salud", en palabras de García Vargas, sólo ahora están empezándose a medir. El corazón y el cerebro son los órganos más dañados por la cocaína, de la que en España sigue desconociéndose el número de consumidores. En 1988 se trataron 117 casos en urgencias, frente a los 24 casos del año anterior.

En el contexto más amplio de la droga, el ministro de Sanidad cree que "hay que evitar los mensajes permisivos" y salir al paso de la permisividad con medidas sancionadoras más duras que las existentes. "El drogadicto no es sólo un enfermo, una víctima de la sociedad", dice. "En una proporción elevada ha tenido un trabajo habitual y procede de un amplio espectro social".

El 'crack'

El ministro del Interior británico, Douglas Hurd, abrió ayer la conferencia diciendo que el crack, la versión barata de la cocaína, "es un fantasma que planea sobre Europa". García Vargas dice que en España no hay experiencia con el crack, mucho más destructor que la heroína y la cocaína, de la que sólo el 10% de la que entra en el país es para consumo interior. "España no es el único ni el principal punto de entrada" de la cocaína en Europa, dice el mínistro.

Ante el creciente flujo de cocaína a Europa dada la saturación del mercado norteamericano, se ha advertido al personal sanitario español que trata con heroinómanos que debe prepararse para el nuevo fenómeno.

El consumo de heroína ha comenzado a bajar por su asociación con el SIDA. El Consejo de Ministros de Sanidad de la Comunidad Europea va a presentar hoy en Londres las medidas preventivas que ha aprobado para prevenir la enfermedad entre drogodependientes, "el grupo de los de alto riesgo en el que más crece el número de casos de SIDA". Ahora mismo hay en toda Europa más de 21.000 personas con SIDA.

El documento reconoce que "no puede haber solución universal y definitiva" al problema, y señala que "la consciencia del riesgo de infección ayuda a motivar a los adictos a dejar de tomar drogas o a adoptar métodos más seguros de administrárselas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 1989