Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Propuesta de clausura de la sala de bingo del presidente de la patronal del sector

La Comisión Nacional del Juego ha ordenado la instrucción de un expediente sancionador, que ha conducido a una propuesta de clausura por seis meses del bingo Club Ciclista Zaragozano, en cuya gestión participa el presidente de la patronal del sector, Fernando Machín Salvo. La citada propuesta, que deberá ser resuelta por la propia comisión, se basa en supuestas irregularidades cometidas en el establecimiento durante el otoño de 1988. La gravedad de la sanción -una de las más importantes impuestas en los últimos 10 años a una sala de bingo- y la destacada personalidad social y empresarial del afectado han causado profunda preocupación en el sector del juego privado.

La propuesta de sanción ha sido recurrida ante la Administración, según los portavoces de la empresa afectada.El conflicto del bingo Club Ciclista Zaragozano se planteó ofi cialmente el pasado mes de octu bre, cuando el gerente de otra sala de Zaragoza presentó una denuncia en la que acusaba a los responsables de aquella entidad de cometer importantes irregularidades en la gestión de la sala. Estas acusaciones fueron corro boradas por los responsables y empleados de otros bingos de la ciudad, según se desprende de las declaraciones efectuadas en el expediente sancionador, al que ha tenido acceso este periódico. Los acusadores aseguran que las presuntas irregularidades se co metieron con la colaboración d un funcionario del Gobierno Civil.

El malestar de los 16 bingos de Zaragoza desembocó en una huelga legal, a consecuencia de la cual diversos establecimientos cerraron sus puertas para presionar a la Administración a tomar medidas drásticas contra la sala denunciada. Como consecuencia de estas acusaciones y actuaciones, la Comisión Nacional del Juego abrió un expediente contra la sala en noviembre de 1988 y extendió un pliego de cargos en el que se concretaron las acusaciones a la empresa de servicios Puerta del Carmen, SA, que explota el bingo Club Ciclista Zaragozano. Se le imputaban, entre otras anomalías, contratar falsos jugadores para incrementar la cuantía de los premios. Se aseguraba asimismo que la entidad hacía propaganda ¡legal del establecimiento, sin tener-la correspondiente autorización administrativa, e inclinaba a los clientes al juego mediante regalos.

El pasado mes de marzo el instructor finalizó la investigación de las anomalías del bingo Club Ciclista y elevó a la Comisión Nacional del Juego una propuesta de sanción de dos millones de pesetas y la clausura temporal por seis meses de lasala. El instructor, en su proceso de depuración, ha concluido con la afirmación de que sólo existen pruebas fidedignas de tres presuntas irregularidades, que califica de muy graves: publicidad ¡legal, fomentar el juego mediante regalos personales y uso abusivode los ordenadores -bingdata-, con incremento artificial del valor de los premios.

Fernando Machín Salvo, copropietario, secretario y vocal del consejo de administración de la empresa objeto del expediente, es a su vez presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Empresarios de Juego. En esta asociación se encuentran agrupadas la mayor parte de las salas de bingo de España. Machín es también vicepresidente nacional de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), presidente de la misma asociación en Zaragoza, vicepresidente de la Confederación de Empresarios y de la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza.

Machín afirmó que ostenta sólo una pequeña participación en la propiedad de la sociedad y añadió que la mayoría de las acciones las ostenta su hijo, que tiene más de 21 años y que es civilmente el propietario de la sociedad explotadora. Machín añadió que la responsabilidad de la gestión del establecimiento recae exclusivamente en el consejero delegado de la entidad, José Ballestero Requejo. Este directivo del bingo Club Ciclista Zaragozano es a su vez tesorero de la asociación patronal del bingo que preside Fernando Machín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 1989

Más información

  • El Club Ciclista Zaragozano, amenazado de cierre