Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno actuará sobre las bases de ETA y los familiares de los presos

ANABEL DIEZ / JUAN JOSÉ ECHEVARRIA, El ministro del Interior, José Luis Corcuera, dio ayer a entender que el Gobierno actuará a partir de ahora, en su política antiterrorista, sobre la "base social" que aún apoya a ETA y entre los familiares de los presos de esa banda. Corcuera, que compareció ayer en el Pleno del Congreso para explicar la ruptura de las conversaciones de Argel, pareció que en todo momento lanzaba mensajes a quienes todavía "no se les revuelve el estómago" cuando hay un asesinato. "Ahí es donde vamos a actuar" dijo.

El ministro afirmó que no pierde la esperanza "de que haya gente que dentro de poco se dé cuenta que está siendo manipulada y engañada por los violentos" y anunció que el Gobierno "estaba y está dispuesto, porque es su obligación, a explorar cualquier vía que conduzca al fin de la violencia".Corcuera recapituló lo ocurrido desde que ETA anunció en enero su "inactividad violenta" y se detuvo en los ocho puntos del comunicado del 28 de marzo a los que el Gobierno no aludió en una nota posterior porque no habían sido negociados. El ministro reveló que seis de los ocho puntos podían haber sido aceptados, pero no los apartados tercero y cuarto. El primero, porque se demandaba la presencia en Argel de tres etarras encarcelados en Francia y "eso no dependía de nosotros", dijo. El punto cuartotampoco podía ser asumido porque, para el Gobierno, ETA pretendía propiciar conversaciones entre HB y el PSOE, y ello hubiera significado "romper la unidad formada por todos los partidos". Corcuera no dejó de alabar y agradecer esta unidad. El Gobierno mantendrá sus tres líneas de actuación: cooperación internacional, acción policial y medidas de reinserción, todo ello en conjunción con el bloque democrático.Toda la oposición mostró su pleno apoyo al Gobierno en la lucha antiterrorista. El Partido Popular, a través de su portavoz, Manuel Renedo, tras reiterar el apoyo de su grupo al Ejecutivo, leyó nueve puntos que definió como un "nuevo planteamiento tras el fracaso de las conversaciones de Argel". En ellos, los conservadores hacen un duro ataque al mantenimiento de la reinserción social.El PP afirma que "dejar permanentemente abierta la oportunidad de la reinserción es alentar la actividad terrorista".

Renedo señaló la necesidad de "fÍjar un plazo límite para recibir las solicitudes de reinserción", que el propio portavoz estableció en el próximo 31 de diciembre. El PP quiere excluirde la reinserción "a quienes cometan nuevos crímenes a partir de la promulgación" de la norma pedida. El PP incluye, así, entre los beneficiarios a los terroristas que perpetren atentados-antes de la fecha mencionada. Por último, los conservadores excluyen cualquier negociación futura con ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 1989

Más información

  • El PP quiere limitar a este año la reinserción