Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafsanjani afirma que EE UU usó medios electrónicos contra Irán

AFP, Ingenios electrónicos, tinta invisible, bases secretas situadas en islas lejanas y otras para fuerzas especiales: éstos son algunos de los medios, según las autoridades de Teherán, puestos a disposición de los espías que conspiraban contra la República Islámica de Irán por parte de EE UU y dignos de figurar en los arsenales más tradicionales de las novelas de espionaje. Los detalles sobre la conspiración fueron divulgados por el presidente del Parlamento iraní, el hojatoleslam Hashemi Rafsanjani, ante los fieles asistentes a su sermón en la plegaria del viernes.

El presidente del Parlamento iraní número dos del país, el hojatoleslam Alí Akbar Hashemi Rafsanjani, no ha querido hasta ahora precisar el número de los detenidos, al parecer numerosos, a raíz del descubrimiento de una supuesta red de "mercenearios a sueldo de EE UU que conspiraban contra el régimen de Jomeini "con el fin de no suministrar, por el momento, información a los norteamericanos". Sin embargo, el dirigente iraní no ha dudado en revelar detalles de los instrumentos utilizados por la red de agentes que se hallaba extendido, según sus palabras, por todo el país y algunos de cuyos miembros ocupaban "puestos sensibles" en el Gobierno de Teherán.

"Ingenios electrónicos como es el, caso de emisores-receptores de radio para transmitir en código y tinta invisible" han sido hallados en poder de los supuestos miembros del compló contra el régimen de Jomeini, explicó Hachemi Rafsanjani. "Uno de ellos ha confesado haber sido trasladado desde Turquía hacia urja base norteamericana situada en la República Federal de Alemania y, desde allí, tras un viaje de quince horas en avión, a una isla lejana donde fue sometido a un entrenamiento especial para desarrollar su siniestra misión en Irán", añadió.

Los espías detenidos, continuó Hachemi Rafsanjani, tenían que tomar fotos de todos los puentes y localizar todos los lugares estratégicos situados en las proximidades de las fronteras orientales "con el fin, según les habían explicado los norteamericanos, de poder resistir a los soviéticos en caso de que se instalaran en Irán".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de abril de 1989