Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensores de la naturaleza se querellan por delito ecológico contra una firma de Alcobendas

Dos asociaciones ecologistas han presentado una querella por delito ecológico contra la empresa Distrisa de Alcobendas, a la que consideran responsable del vertido de 50.000 litros de aceite industrial en la red de colectores que desembocan en una planta depuradora del Canal de Isabel II.La Asociación Ecologista de Defensa de la Naturaleza (Aedenat) y la Coordinadora Madrileña de Defensa de la Naturaleza (Comadem), piden conjuntamente que se fije una fianza de 100.000 pesetas para la empresa.

Según las organizaciones ecologistas, los vertidos contaminaron el agua potable que se distribuye en la zona de Alcobendas y produjeron transtornos gástricos en habitantes de esa localidad. Los querellantes aseguran que se registraron daños en la planta depuradora por un importe de 500.000 pesetas.

Por otro lado, la comisión de medio ambiente de la Asamblea de Madrid acordó ayer solicitar al Ayuntamiento de la localidad de Velilla de San Antonio que impida los vertidos de tres empresas instaladas en su término municipal. Por el momento, no se impondrán sanciones, aunque podría llegarse a una denuncia por delito ecológico si persisten los vertidos.

La comisión instó al Gobierno regional para que, a través de contactos con la Junta de Castilla y Leon y el Gobierno de Castilla-La Mancha, se analice la contaminación en el río Alberche, que atraviesa las tres comunidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de abril de 1989