Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vera sitúa a Ramón Lillo en el gabinete antiterrorista

El inspector jefe Ramón Lillo ha sido destinado por Rafael Vera, secretario de Estado para la Seguridad, al Gabinete de Información (antiterrorista) del Ministerio del Interior. Lillo fue destituido fulminantemente por el director general de la Policía, José María Rodríguez Colorado, en su cargo de responsable de la seguridad de la Audiencia Nacional tras fugarse de esta dependencia el empresario José María Ruiz-Mateos. Fuentes oficiales de Interior han negado la existencia de cualquier enfrentamiento entre Rafael Vera y José María Rodríguez Colorado.

El inspector jefe Ramón Rufino Lillo Lozano de Sosa fue relevado el 27 de octubre pasado como responsable de la dotación policial de la Audiencia Nacional, al fugarse el empresario jerezano José María Ruiz-Mateos, que había sido conducido a dicho organismo para una declaración. La destitución de Ramón Lillo, firmada por José María Rodríguez Colorado, se produjo pocas horas después de la fuga del empresario.A las escasas semanas del cese, el inspector jefe Ramón Lillo fue adscrito al Gabinete de Información de la Seguridad del Estado, organismo encargado de coordinar la lucha antiterrorista y a cuyo frente se encuentra el comisario Manuel Ballesteros. El Gabinete de Información depende directamente del secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, y sus integrantes son considerados hombres de confianza del alto cargo de Interior.

Diversas fuentes policiales consultadas por este periódico han mostrado su extrañeza por el nombramiento de Lillo en el gabinete antiterrorista, ya que su destitución fue debida a su responsabilidad en la fuga de Ruiz-Mateos, y ahora es premiado con un puesto de relevancia que supone prácticamente un ascenso.

Estas fuentes añaden que este caso es un "episodio más de las diferencias entre el director de la policía y el secretario de Estado para la Seguridad", y que la adscripción de Lillo al Gabinete Antiterrorista supone "una desautorización" de Rafael Vera hacia Rodríguez Colorado.

Terrorismo árabe

Fuentes oficiales de Interior han desmentido tajantemente la existencia de cualquier enfrentamiento entre los dos altos cargos de ese departamento. Estas fuentes argumentan en ese sentido que el cese de Lillo en la Audiencia Nacional fue ordenado por el propio Rafael Vera, al igual que su nombramiento en el Gabinete de Información. "Independientemente de que, desde el punto de vista formal, el cese de Lillo lleve la firma de José María Rodríguez Colorado", añadieron.José María Rodríguez Colorado manifestó ayer a este periódico que destituyó a Lillo tras recibir una indicación en ese sentido de Rafael Vera. "El día de la fuga de Ruiz-Mateos estaba reunido con el ministro [José Luis Corcueral y me pasó una nota Rafael [Vera] diciéndome que lo cesara [a Ramón Lillo]", dijo ayer Rodríguez Colorado. El director de la Policía negó, además, la existencia de cualquier enfrentamiento con Vera".

Fuentes oficiales de Interior explicaron que el nombramiento del inspector jefe Lillo en el Gabinete de Información se debe a sus "amplios conocimientos sobre terrorismo, en especial el originario de los países árabes". "Además, Ramón Lillo es también un experto en las relaciones con el poder judicial, debido a su experiencia en la Audiencia Nacional", agregaron. Estas fuentes añadieron que la tarea en la responsabilidad de la seguridad de la Audiencia Nacional es "muy diferente" a la que se realiza en el Gabinete de Información.

El Gabinete de Información de la Seguridad del Estado es el organismo que operativamente dirige la lucha antiterrorista, bajo las órdenes de Rafael Vera. Al frente de dicho gabinete se encuentra desde noviembre de 1986 el comisario Manuel Ballesteros, quien fue procesado y luego absuelto en el caso del atentado al bar Hendayais, en el sur de Francia. En aquella ocasión se acusaba -al comisario de un delito de denegación de auxilio a la justicia. El 23 de noviembre de 1980 dos personas resultaron muertas al ser ametralladas en el bar Hendayais, de la localidad vasco-francesa de Hendaya. Momentos después del atentado, tres personas cruzaron urgentemente la frontera y se entregaron a la policía española. Ballesteros fue jefe del Mando Unificado para la Lucha Contraterrorista (MULC) cuando gobernaba UCI). En 1982, al llegar al poder el PSOE, Ballesteros fue relegado a un puesto burocrático en la Comisaría de Documentación, hasta que Vera lo recuperé para labores antiterroristas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 1989

Más información

  • El inspector fue destituido por Rodríguez Colorado tras la fuga de Ruiz-Mateos