Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Sabor a nada

El mercado continúa sin encontrar su sitio en la nueva coyuntura surgida de los recortes de las grandes bolsas internacionales. Lo que no consiguieron ni la inflación ni la elevación de los tipos de interés propios, parece que pueden lograrlo los externos, y así el miedo a un rebrote inflacionista en Estados Unidos, con la consiguiente subida de los tipos de interés, está provocando la retirada del dinero y una inesperada salida de papel a los corros.Estas sesiones, en las que el ambiente internacional se mezcla con una falta de actividad preocupante, está haciendo abandonar los patios de operaciones a aquellos inversores que, en principio, habían renunciado a unas vacaciones por si se podía hacer algo, quedando ligado este abandono a la cancelación de algunas posiciones que permitan afrontar el futuro sin demasiadas complicaciones. En esta última sesión, los recortes más importantes se dieron en algunos sectores industriales, siendo muy pocos los valores que lograron mantener el interés del escaso dinero que llega al mercado. El sector bancario, para el que el flujo de papel se mantiene constante, ha intentado frenar el deslizamiento de sus cotizaciones, aunque no todos sus componentes lo consiguieron. Aun así, se logró generar un ambiente más relajado en medio de un mercado preocupado por la debilidad de algunas posiciones.

La situación al cierre volvía a destacar por la ausencia de movimiento, debido a la rápida retirada que vienen protagonizando los habituales del parqué en estos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de marzo de 1989