Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El túnel Laguna-Embajadores, que costó 2.660 millones, no entra en servicio por falta de suministro eléctrico

Los 60.000 viajeros que cogen a diario el tren entre Villaviciosa y Laguna -una cuarta parte de los usuarios de cercanías- llevan meses con la miel en los labios. Exactamente desde después del verano. Por esas fechas se anunció la apertura de la nueva estación de ferrocarril de Embajadores, unida a la de Laguna por mi túnel que ha costado 2.660 millones de pesetas. Seis meses después, Renfe sigue sin dar una fecha de inauguración. La falta de previsión y la deuda de Renfe con la compañía Iberduero está detrás de estos retrasos, motivados por problemas de última hora en el suministro eléctrico.

MÁS INFORMACIÓN

"A partir de las 0.01 del día 9 de diciembre de 1988 quedará abierta W servicio la nueva estación de Embajadores".Falsa alarma. Los trabajadores de Renfe ya habían sido prevenidos por primera vez durante el verano pasado. El segundo aviso llegó el 6 de diciembre. El tercero llegó justamente tres días más tarde. No hubo cuarto. Si acaso ambiguas promesas de "a finales de este mes", "quizá el mes que viene...".

El tren entre Villaviciosa y Laguna, el más utilizado por los trabajadores de la periferia que se desplazan hasta Madrid, lleva todo este tiempo pendiente de un hilo eléctrico para poder llegar al corazón de la ciudad.

Y es que las dos subestaciones que alimentan la línea -Villaviciosa y San José de Valderas- se han quedado cortas con la prolongación hasta Embajadores. Ángel Jiménez, portavoz de Renfe, confirmó que ha sido necesario habilitar una subestación eléctrica móvil en Aluche para solucionar problemas técnicos en la línea.

Deuda con Iberduero

Según un portavoz de Iberduero, la deuda de Renfe con la compañía eléctrica (7.000 millones a finales del año pasado) ha retrasado la tramitación de este expediente, "aunque no más de dos o tres semanas".

,Trabajadores de Renfe que prefieren permanecer en el anonimato afirmaron que los problemas que han surgido en el tramo Laguna-Embajadores son "más graves". "Las máquinas se han quedado paradas durante las pruebas en medio del túnel porque no pueden remontar las pendientes", precisaron. Según los trabajadores, "los problemas no quedarán solucionados hasta que se incorporen nuevos trenes en septiembre".

Renfe prefiere no volver a hablar de inauguraciones.

La apertura del túnel está pendiente del visto bueno de la Dirección General de Industria a la subestación eléctrica de Aluche. Después se probarán los trenes durante 10 o 15 días antes de abrir la línea al público.

Según el plan de cercanías, la prolongación de la línea Villaviciosa-Laguna hasta Embajadores debía estar acabada en 1986. El tramo final de esta red (Embajadores-Atocha) tenía que haberse acabado hace dos años, en 1987, pero las obras aún no han comenzado.

Para José Escudero, secretario general del sindicato provincial del ferrocarril de CC OO, "el caso de Embajadores confirma una vez más los incumplimientos y la falta de previsión del plan de cercanías, que tiene una grave incidencia sobre los pasajeros y los trabajadores".

El túnel Laguna-Embajadores tiene una longitud de poco más de tres kilómetros y discurre bajo la vía Carpetana, el cementerio de San Justo, el río Manzanares y la ronda de Toledo.

Los viajeros procedentes de Villaviciosa, Móstoles, Alcorcón y Cuatro Vientos esperan llegar pronto a la estación de Embajadores, que permitirá una rápida conexión con la línea 3 del metro (Legazpi-Moncloa) y con la línea 5 (Aluche-Canillejas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de marzo de 1989

Más información

  • La deuda con Iberduero y la imprevisión impiden a Renfe, desde hace seis meses, abrir esta línea de cercanías