Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene en Soria a los directivos de cuatro empresas de seguridad por atacar varios comercios

Fernando Oliver Albesa y Francisco Javier Gimeno Gaudosio, directivos comerciales de la compañía de vigilancia y seguridad Tucri, SA, de Zaragoza, y de otras tres empresas del sector de seguridad, fueron detenidos por la policía en Soria el pasado fin de semana, acusados de extorsionar a empresarios. El Gobierno Civil de Soria ha informado que se dedicaban a visitar a industriales y comerciantes, ofreciéndoles sus servicios como titulares de una empresa de seguridad. Al ser detenidos habían suscrito ya 26 contratos.

Según el Gobierno Civil, los dos detenidos son directivos de Tucriservicios, SA; Seguritrans Seguridad, SL, y Pronosa, además de Tucrilimpiezas, SA, que constituyen el denominado grupo HOA (grupo Hermanos Oliver Albesa), del que Fernando Oliver Albesa es director comercial. Las empresas tienen ramificaciones en Zaragoza, Madrid, Málaga y Santander.La madrugada del sábado, una dotación policial sorprendió a un turismo Mercedes, matrícula Z-3141-AB, delante del concesionario Opel, que les infundió sospechas. Acto seguido escucharon el ruido de rotura de cristales, y el vehículo huyó precipitadamente. Más tarde Oliver y Gimeno fueron detenidos en el parador nacional Antonio Machado.

Hasta el momento se han denunciado nueve casos de ataques a establecimientos, y ocho de los empresarios perjudicados han reconocido a los detenidos como las personas que les visitaron días antes de los ataques ofreciéndoles los servicios de su empresa, ofertas que no fueron aceptadas. Según el gobernador civil, Ángel Monfort, los arrestados manifestaban a los empresarios que si no les contrataban "podían suceder cosas".

Tucri, SA, que tiene su domicilio social en la calle del Coso, número 46, 32, y calle de María Moliner, bajos, de Zaragoza, es una empresa de seguridad de la que son socios mayoritarios Fernando Oliver Albesa y su hermano Luis Oliver Albesa, dedicada a la prestación de servicios de vigilancia y protección mediante vigilantes jurados de seguridad, inscrita en el registro de empresas con el número 1.192 y ámbito de actuación en toda España.

Empresa cerrada en 1987

Los hermanos Oliver Albesa vienen dedicándose desde hace tres años a actividades dentro del campo de la seguridad privada, iniciándose en Zaragoza en febrero de 1986, al frente de la delegación en dicha capital de la empresa Tucri, SA, que tuvo su sede central en Madrid, y de la que era delegado Fernando Oliver Albesa. El Consejo de Ministros acordó el 24 de julio de 1987 cancelar la inscripción de esta firma en el registro de empresas de seguridad a causa de sus numerosas infracciones, según el Gobierno Civil de Soria.Paralelamente a la creación de la empresa Tucri, SA, y con la finalidad de prestar servicios de seguridad mediante personal uniformado y no juramentado, actividad que constituye infracción a la legislación vigente, los hermanos Oliver Albesa crearon otra empresa, denominada Tucriservicios, SA, con el mismo domicilio social. Esta firma no estaba autorizada por la Dirección General de la Policía y ha sido objeto de diversas actuaciones por numerosas infracciones.Fernando Oliver Albesa, junto con su hermano, posee además otra empresa de seguridad que se denomina Seguritrans Seguridad, SL, ubicada en Málaga, en relación con la cual el juzgado de Instrucción número 8 de dicha ciudad instruye diligencias previas 434/ 89-B por estafa.

Estas dos personas han adquirido otra empresa de seguridad denominada Pronosa, con la que actúan en Santander y en el resto de la zona norte de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de marzo de 1989

Más información

  • Los arrestados ofrecían sus servicios a los propietarios de negocios, que luego asaltaban