Colapso en el tráfico aéreo de Madrid por una avería informática

El tráfico aéreo de Madrid se colapsó ayer a las 14.01 a causa de una nueva avería de los ordenadores que utilizan los controladores aéreos para dirigir a los aviones. La avería fue causada por una sobrecarga del sistema informático, según informaron en el centro de control de Paracuellos. Cinco aeronaves que iban a aterrizar en Barajas en el momento de producirse la avería fueron desviadas a distintos aeropuertos españoles. Un controlador de Paracuellos explicó: "El ordenador falla todos los días, pero nunca tanto tiempo". La avería duró ayer tres horas.Según explicó otro controlaclor del mismo centro, en el espacio aéreo que controla Paracuellos (250.000 millas cuadradas) circulaban unos 200 aviones, entre Ios procedentes de Europa y África que realizan trayectos a distintos países y sobrevuelan España.

Otra circunstancia agravó la situación de la aproximación al aeropuerto: el aparcamiento aéreo de Barajas (con capacidad para unos setenta aviones de línea) estaba saturado y, aunque los aviones pueden volar sustituyendo las instrucciones de la torre de control por el sistema convencional (más lento y manual) las aeronaves tenían que repartirse el espacio del estacionamiento y esperar a que otro avión dejara sitio libre.

El viento que soplaba ayer sobre el aeropuerto, con una velocidad de 80 kilómetros por hora, dificultó también los aterrizajes y despegues.

El control aéreo de Paracuellos comenzó a normalizarse minutos después de las cinco de la tarde, tres horas después del inicio de la avería.

Al menos en otras dos ocasiones, los fallos de los sistemas empleados en Paracuellos han aparecido en la prensa. En julio de 1987, un rayo averió el sistema informático, tras ser recibido por el pararrayos del centro.

En aquella ocasión el entonces director de Aviación Civil, Manuel Mederos, aseguró que se iban a buscar soluciones para evitar que el problema volviera a repetirse. La propuesta que se barajaba como solución es la construcción de una caja Faraday que aislaría los cables del sistema y el resto de los aparatos para evitar que resultaran afectados por la climatología.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otra parte, Narcis Andreu presidente de Iberia, comparecerá el próximo miercóles en el Congreso a petición del Grupo Popular, para explicar las anomalías y actos de sabotaje detectados en aviones de la compañía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS