El príncipe de Asturias, y no el Rey, recibirá al ministro iraní de exteriores

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Alí Akhar Velayati, que llega hoy a Madrid, será recibido mañana por el príncipe Felipe, y no por el Rey, como viene siendo tradicional. Fuentes de la Zarzuela explicaron que este hecho, prácticamente insólito, responde no a una ausencia de don Juan Carlos, sino al deseo de que el heredero de la Corona asuma crecientemente papeles de representación del Estado.

Medios políticos consultados rechazaron que la razón por la que Velayati no será recibido por el Rey esté relacionada con el momento por el que atraviesa la política interna en Irán. "Se trata, simplemente, de intensificar el rodaje del Príncipe en temas exteriores", explicaron estas fuentes, que recordaron que, entre los planes del Gobierno, se encuentra el que don Felipe visite, en los próximos tres años, la mayor parte de las capitales latinoamericanas como embajador especial de España antes de la conmemoración del V Centenario del Descubrimiento.[El Príncipe de Asturias ya ha representado al Estado español en varios actos oficiales. Viajó a Cartagena de Indias en 1983 para, asistir al 450º aniversario de la creación de esa ciudad. También acudió en 1985 a Bruselas, informa Europa Press, para la inauguración de Europalia 85. En julio de 1986, actuó como anfitrión del príncipe heredero de Marruecos, Sidi Mohamed. En 1987, recibió en Barajas a los príncipes de Gales, Carlos y Diana, y el año pasado hizo lo propio con la reina de Inglaterra.]

"Cautos reproches"

Velayati, primer jefe de la diplomacia de Irán que visita España desde hace 23 años, escuchará de labios de su homólogo español, Francisco Fernández Ordóñez, "cautos reproches" por la situación de los derechos humanos en aquel país. El ministro iraní, que debía haber llegado anoche a Madrid y retrasó su visita hasta hoy por problemas de conexión aérea, se encontrará con el presidente del Gobierno, Felipe González, y por la tarde se entrevistará con el ministro de Industria, Claudio Aranzadi, quien viajó a Teherán el pasado octubre. Fuentes diplomáticas españolas dijeron que en este último encuentro se pretende lograr que empresas españolas acudan a Irán para participar en la redonstrucción del país.Otros medios admitieron también que, durante la estancia en Madrid de Velayati, "podría tratarse" acerca de la reanudación oficial de la venta de armas por España, teóricamente suspendida durante la contienda con Irak, que se prolongó durante ocho años. [El Consejo de Ministros autorizó recientemente que empresas españolas puedan suministrar material bélico a Irán, una vez concluida la guerra con Irak.]

Mañana, Velayati acudirá al Congreso de los Diputados para realizar una "visita de cortesía" al presidente de la Cámara, Félix Pons. No se descarta que también Pons exprese la preocupación por la situación de los derechos humanos en Irán, donde, aparentemente, cientos de oponentes políticos al régimen de Jomeini y prisioneros iraquíes han perdido la vida frente a pelotones de fusilamiento.

Medios del palacio de Santa Cruz señalaron que el momento para esta visita es "favorable por un lado y complicado por otro". El fin de la guerra entre Irán e Irak se contrapesa con las dificultades para aplicar la resolución 598 de la ONU, referente al alto el fuego.

Desde un punto de vista bilateral, estas fuentes indicaron ayer la preocupación española ante la disminución del comercio, por un lado, y el crónico déficit de la balanza para España, por otro.

Las relaciones políticas están en "niveles francamente bajos" desde hace diez años, sin que, desde que los Reyes de España viajaron oficialmente a Teherán, en 1978, se hayan producido intercambios de visitas de alto nivel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de febrero de 1989.

Lo más visto en...

Top 50