Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVM inicia mañana una carrera contra reloj para comenzar sus emisiones el 2 de mayo

Un gran concurso con las calles de Madrid como escenario, dos informativos diarios -uno nacional y otro local-, una serie norteamericana como Dallas, partidos de fútbol y de baloncesto de los equipos madrileños, espectáculos de la Comunidad y del Ayuntamiento -corridas de toros, Festival de Otoño, actuaciones de San Isidro-, películas y un programa de variedades desde el Casino. La televisión autonómica de Madrid, después de varios años de retrasos e indefiniciones, quiere hacerlo todo en tres meses y comenzar sus emisiones el 2 de mayo. Los directivos de una televisión aún sin nombre perfilan una programación que quiere superar en un año la audiencia de TVE-2.

Los integrantes del equipo directivo de Radiotelevisión Madrid (RTVM) toman mañana posesión de sus cargos. Cuentan con sólo tres meses para poner en marcha una televisión que pretende superar en un año la audiencia de TVE-2, y en dos años, la de TVE-1. Los profesionales que se sienten mañana en su despacho tendrán que comenzar por definir el nombre y el logotipo de la nueva televisión. Hay encargados varios proyectos; en ellos, "la palabra Madrid no será la idea central", afirma Javier García Fernández, director gerente de RTVM. Los responsables políticos del proyecto quieren algo más que una televisión regional.En el campo informativo, RTVM prepara una ofensiva que incluirá un boletín diario nacional y otro local, además de otros espacios de reportajes y noticias. En el apartado de los programas de entretenimiento, RTVM optará por fórmulas de reconocida solvencia: películas; un concurso que posiblemente se desarrolle por las calles de Madrid para lograr un mayor acercamiento a la audiencia; retransmisión de espectáculos que financia la Comunidad y el Ayuntamiento, como el Festival de Otoño, San Isidro, carnavales y Veranos de la villa, entre otros; un gran programa de variedades -se estudia una oferta del Casino Gran Madrid, que se ofrece como escenario-, y corridas de toros desde la plaza de Las Ventas, de la Comunidad de Madrid. El plato fuerte será la retransmisión de los partidos de fútbol que los equipos de Madrid disputen fuera de su campo, sin dejar al Rayo Vallecano fuera de juego.

La televisión madrileña, que cuenta con un presupuesto de 5.000 millones de pesetas, quiere ser rentable desde el primer día. García Fernández pretende que las tarifas de la publicidad sean la mitad que las que actualmente están en vigor en la programación regional en RTVE. Según García Fernández, el ente obtiene 5.000 millones de sus espacios regionales. La fórmula para gestionar este sabroso trozo de tarta publicitaria es una decisión de¡ Consejo de Administración, pero el director gerente se inclina por otorgar la exclusiva a una sociedad o agencia que asegure un mínirrio de 5.000 millones.

El aprovechamiento de la "enorme oferta audiovisual" de una ciudad como Madrid está también en la mente de García Fernández. "Si tenemos dos estudios alquilados a la agencia Efe de unos 100 metros cuadrados para los informativos, podemos alquilar otros lugares para programas no informativos". Además, se está tratando el uso del teatro Espronceda como gran escenario de programas, y la contratación de programas a empresas de producción como Telson, que tiene dos estudios, Atanor, que también dispone de estudios propios, y Finivest, empresa del grupo de Berlusconi y propietaria de los estudios Roma.

RTVM y Efe firmaron un convenio por el que la agencia de noticias cede a la nueva televisión equipamiento interno, 1.000 metros cuadrados y 58 técnicos por 430 millones al semestre. La nueva televisión tendrá una plantilla propia de 200 o 300 personas.

Otro de los pilares será la colaboración con el resto de las televisiones autonómicas. Se trata de que las emisoras regionales no hagan la guerra por su cuenta. Un depósito común de películas y el intercambio de producciones propias, además de una red común de noticias y corresponsales y una colaboración técnica constante, son las bases de una federación de televisiones que se constituirá los próximos días.

Cuarenta horas semanales

García Fernández, que no ve demasiado claro poder empezar a emitir el 2 de mayo, aunque mantiene la fecha, establece la estrategia en dos fases. En la primera, hasta final de año, se tratará de asentar cerca de cuarenta horas semanales, comenzando a emitir a las siete u ocho de la tarde; a partir del 1 de enero de 1990, y ya con las televisiones privadas encima, la cobertura será de 70 horas.Los nuevos directivos coinenzaron con mal pie. RTVM eligió a profesionales procedentes de RTVE, pero el ente les negó la excedencia especial, que permite el regreso inmediato. Se ha llegado a un acuerdo provisional. Pedro Erquicia, director; Baltasar Magro, subdirector; Fermín Bocos, director de informativos; Jorge Sánchez Gallo, director de producción; Marino Peña, director de programas, y Guillermo Montes, secretario general, tienen mañana un desafio. Una audiencia que incluye Madrid, la mayor parte de Guadalajara, Toledo y Segovia, además de otras provincias limítrofes si se instalan reemisores, está ansiosa de pulsar el tercer botón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 1989

Más información

  • Partidos del Madrid y del Atlético, concursos, corridas y series como 'Dallas', entre los 'platos fuertes'