Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sede del MTP, precintada

La sede en Buenos Aires del Movimiento Todos por la Patria (MTP) se encontraba ayer precintada por orden judicial, tras haber sido allanada en busca de pruebas de las implicaciones del grupo en los sangrientos sucesos de La Tablada.El pasado 7 de diciembre en el diario Página 12 apareció un anuncio con un llamamiento: "Resistamos la amnistía y el golpe", que concluía: "La patria necesita un gobierno del pueblo, sin militares asesinos, ni políticos corruptos. El pueblo, este pueblo argentino, merece la victoria". Debajo del nombre del MTP, firman el llamamiento Enrique Gorriarán Merlo, líder del grupo guerrillero ERP; fray Antonio Pulgjané, religioso vinculado a la teología de la liberación y grupos de ultraizquierda; Jorge Baños, muerto en La Tablada; Carlos Alberto Burgos, director de la publicación del MTP Entre todos y no localizable ayer en Buenos Aires; Roberto Felicetti, detenido en La Tablada, y Francisco Provenzano, muerto, al parecer, en el regimiento.

A la puerta de la del MTP controlaban tres policías sin mucho celo. La puerta de entrada tiene rotos los cristales. Cuando la policía allanó, no se anduvo con cuentos. En el primer piso el despiste policial permitió ayer husmear. Las puertas de las habitaciones estaban clausuradas y, como precinto, un simple papel advierte: "Clausurado. Juzgado Federal 2. 21/1/89".

Además de la sede del MTP reside en la casa una familia. Unas chicas explican que MTP ocupó los locales desde el pasado diciembre y aparecían por allí "gente joven de 25 a 27 años, tenían el pelo largo y muchos barba". Se queja la familia de que continuamente tenían que responder a llamadas equivocadas de gente que iba al MTP. Recuerdan que hace unos 15 días "llamaron unos de la embajada cubana, que también se equivocaron de piso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 1989